Florentino Pérez| EFE

Florentino Pérez o ni Neymar, ni Mbappé, ni Harry Kane: el primer galáctico para el Real Madrid

stop

El presidente sienta las bases del nuevo proyecto

01 de diciembre de 2018 (11:55 CET)

Mucho se está hablando últimamente de los planes que tiene Florentino Pérez de cara a la renovación de la plantilla del Real Madrid en los próximos mercados de fichajes.

No es ningún secreto que en la junta han entendido que las decisiones que se han tomado en los últimos mercados de fichajes no han sido las más acertadas, y toca sacar la cartera y hacer un lavado de cara importante al equipo.

El primer galáctico de Florentino Pérez

De ahí que continuamente aparezcan en los medios nombres como los de Neymar, Mbappé, Harry Kane, Icardi y compañía. Todos ellos jugadores que en el feudo blanco están marcados en rojo en la agenda de la secretaría técnica.

Neymar Jr | EFE

La palabra galáctico sobrevuela de nuevo el Bernabéu. Pérez, que, como cuentan desde dentro,  se arrepiente de haber dejado escapar a Cristiano Ronaldo sin antes haber cerrado la llegada de un crack del mismo nivel mediático, ya ha dejado claro que el próximo verano va a ser uno de los más movidos en Chamartín.

Sin embargo, una cosa tiene muy clara el máximo responsable del club: antes de fichar a una estrella para el césped, debe hacerse con una estrella para el banquillo.

Tanto es así que explican desde el entorno del presidente que, una vez ya sabe más o menos por donde va a tirar en cuanto a refuerzos, ahora toca centrarse en la figura del entrenador. Ese será el primer galáctico que aterrice en el Real Madrid una vez acabe la temporada.

Solari tiene fecha de caducidad

Y es que lo de Santiago Solari ha sido un parche. Desde el primer día que se tomó la decisión (por que no quedaba otra) de ascender al argentino del filial al primer equipo, se le comunicó que su etapa al frente de la plantilla blanca acabaría en junio.

Y así será. Lo único que puede hacer que Solari continúe es que repita lo sucedido con Zidane cuando se hizo cargo del Madrid a media temporada: ganar la Liga o la Champions .Y quizás ni con eso le sirva.

Entre otras cosas porque lo que buscan en el placo es empezar el nuevo proyecto del Madrid 2019-20 desde la banda, desde el banquillo. Florentino quiere a un técnico top, y Solari, desde luego no lo es.

Por mucho que esté demostrando que no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones arriesgadas, como en el caso de Isco, Santiago no es un tipo con caché, con experiencia, capaz de manejar plantillas de primerísimo nivel, capaz de gestionar egos, disputas y conflictos internos, capaz de cambiar dinámicas. Es un parche. Y es más que probable que en junio se marche.

Santiago Solari | EFE

Un míster top para una plantilla top

¿Quién será el nuevo míster? Son varias las opciones. Nombres como los de Joachim Löw, Jurgen Klopp, Jose Mourinho o Massimiliano Allegri, entre otros, están en la agenda de Florentino.

Ha habido, de hecho, contactos con buena parte de ellos. Es cuestión de tiempo y, sobretodo, de proyecto, ver quien acaba llegando. Pero uno lo hará. De esta forma, Pérez tendrá una carta más encima de la mesa para jugar en las diferentes negociaciones con jugadores top que pretende llevar a cabo.

Y es que ya sabe lo que es que le digan que no por desconfianza hacia el proyecto. Es más, cuando Harry Kane y Mohamed Salah, que estaban en contactos con la entidad blanca el pesado verano, vieron que Zidane se marchaba y el que llegaba era (de muy malas maneras, además) Julen Lopetegui, decidieron quedarse en sus respectivos equipos. Lo mismo ocurre ahora con Solari.

Convencer y limpiar

Eso no puede, no debe, volver a suceder. Y Pérez lo sabe. De ahí que lo primero que quiera hacer sea atar a un técnico que no transmita dudas, sino todo lo contrario. Con una primera espada en el banquillo será mucho más fácil convencer a jugadores como Neymar, Kane, o cualquiera de las estrellas que pretenden en la casa blanca para que firmen.

Florentino Perez | EFE

El camino de de la reconstrucción del proyecto tiene como primera parada el banquillo. Florentino, además, quiere que sea un entrenador top para, entre otras cosas, poder también pasar la escoba sin problemas en Valdebebas.

Antes de entrar hay que dejar salir, y si llega un Klopp, un Mourinho o cualquiera con un nivel y una personalidad así, no les temblará el pulso a la hora de cargarse a pesos pesados como Benzema, Modric, Bale, Marcelo y compañía.

Algo, convencer a las estrellas y limpiar el vestuario, que Solari no va a hacer. Florentino lo sabe, y ya está moviendo fichas. El primer galáctico será un técnico, y en Valdebebas ya tiemblan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad