Isco o la fuga sorpresa: “Presi, así no sigo” (y no lo para ni Ramos) | EFE

Florentino Pérez o “hay fichaje galáctico” (y no es Neymar, ni Mbappé)

stop

El presidente del Real Madrid prepara un bombazo final

24 de agosto de 2018 (11:55 CET)

Falta una semana para el cierre del mercado y en el Real Madrid no son pocos los que se están poniendo nerviosos. En un verano en el que la afición ha visto como se marchaban Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, dos de las piezas claves del victorioso Real de los últimos años, el club blanco parece haber optado por un perfil menor.

Muchos son los que apuntan a que la nula presencia de grandes fichajes en este periodo no es tanto un plan de Florentino Pérez sino más la imposibilidad de hacerse con alguno de los grandes nombres del mercado.

SalahKane y Lewandowski sonaron, y mucho, para ser refuerzos blancos este mismo verano. Pero no. Los tres seguirán en sus respectivos clubes tras haber dado esquinazo a Pérez y a su Madrid.

Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala| Juventus FC

La sorpresa de Florentino Pérez

Sin embargo, parece ser que en esta última semana de mercado es más que probable que el presidente tenga una sorpresa preparada para la afición. Cuentan desde dentro que, si bien es cierto que la directiva considera que la plantilla actual está capacitada para luchar por todos los títulos, el máximo responsable del club tendría un as escondido en la manga para callar muchas bocas.

Y es que no son pocas las que están elevando el tono de las críticas hacia Pérez. Con Courtois y Odriozola como únicos fichajes con nombre, en especial el guardameta, el mandatario sabe de buena mano que la afición sigue esperando un último bombazo que les devuelva la sonrisa tras ver partir a CR7.

De ahí que muchos en el club aseguren que, pese a no conocerse el nombre, “hay fichaje galáctico”. Eso sí, no será ni Neymar ni Mbappé.

Neymar Mbappé| EFE

Neymar y Mbappé descartados

Muchos se está hablando en estos días de las posibilidades que tendría Florentino si la UEFA acaba echándose encima del PSG por el fair play financiero. En el Madrid, por el contrario, creen que, pase lo que pase, no tendrán opción de hacerse con ninguno de sus cracks.

Tampoco lo quieren. O al menos eso advierten ahora. Tras muchos meses intentando acercar a Neymar o a Mbappé al Santiago Bernabéu, parece ser que Florentino ha decidido guardarse esa opción para más adelante.

El presidente es consciente que esas operaciones se moverían alrededor de los 300 millones de euros, una cifra que ahora no está dispuesto a gastarse. Prefiere dejara pasar un año y que, en especial en el caso de NeymarNasser Al-Khelaïfi se quede sin argumentos para dejarlo escapar.

Quiere un galáctico

Sin embargo, por mucho que el brasileño y el francés estén descartados, el presidente sí que ha dejado claro a los suyos que si se produce un fichaje en forma de bomba final debe ser un jugador con nombre.

De ahí que algunos estén barajando posibilidades como las de Edison Cavani o Mauro Icardi, jugadores que si bien no están a la altura de Neymar y compañía, sí que atraerían mucho interés y, lo que más le gusta al presidente, venderían camisetas.

Pero en el club se están guardando muy bien quién es ese as en la manga que dice Pérez tener. Lo que está claro es que nombres como los de Rodrigo o Thiago no es que le pongan precisamente los pelos de punta al mandatario.

Lopetegui quiere refuerzos sí o sí

Algo que no cuadra con los planes del técnico. Julen Lopetegui quiere un delantero sí o sí, y debe ser Rodrigo. El vasco ha pedido al del Valencia por activa y por pasiva. El problema es que Florentino no quiere gastarse los, como mínimo, 70 millones que piden desde Mestalla por un jugador que no cumple con el requisito de galáctico.

Con AsensioBale y Benzema como tridente, el mandatario sólo fichará a un crack mediático que puede hacer saltar a uno de estos tres del once inicial. Las diferencias entre el banquillo y el palco se están agudizando cada día más. Florentino, que no es que esté llevando nada bien la gestión que está haciendo Lopetegui con el caso Vinicius, no parece estar dispuesto a complacer los deseos de su entrenador.

Lopetegui  | EFE

Tampoco el de Thiago, el centrocampista que Julen lleva pidiendo desde que llegó. ¿El motivo? El mismo, no es un jugador que venda camisetas. Otra historia sería la de Paul Pogba, un jugador que sí que cumple ese perfil y que muchos aún sitúan como una de las posibilidades.

Sin embargo, el Manchester United, pese a que Mino Raiola no ha podido ser más claro, parece que no está por la labor de venderlo. Entre otras cosas porque el mercado en Inglaterra en cuanto a entradas está cerrado y no podrían fichar a nadie para suplirlo.

En cualquier caso lo que sí queda claro es que no son pocos los que avisan que no está todo el pescado vendido y que Florentino, como ha hecho en más de una ocasión durante sus años como presidente, se está guardando una carta que puede dejar a muchos con la boca abierta. Falta ver si la jugará o no.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad