El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. EFE/Emilio Naranjo

Florentino Pérez o “40 millones y Bale”: la oferta que Sergio Ramos filtra al vestuario del Real Madrid

stop

El presidente empaqueta al delantero galés para fichar a un crack

22 de febrero de 2019 (11:55 CET)

Florentino Pérez sigue estudiando y trabajando en la confección de la plantilla del Real Madrid de cara a las próxima temporada. Una plantilla que, tal y como cuentan desde dentro, va a sufrir varios cambios.

Entradas y salidas con las que Florentino buscará dotar al equipo de una mayor calidad. Y no tan sólo en el once inicial, sino también en el banquillo. El Madrid siempre ha necesitado tener una plantilla de primer nivel para conseguir títulos. Algo que, tal y como apuntan desde dentro, a día de hoy parece difícil.

Florentino tiene a su crack para el centro del campo

Y una de las posiciones que se quieren reforzar es la del centro del campo. Concretamente la del creador. Todo apunta a que Luka Modric acabará renovando, pero, teniendo en cuentan su edad, el Real quiere cubrirse las espaldas y fichar a un crack que garantice el futuro en la media.

Florentino Pérez y Luka Modric | EFE

Y más teniendo en cuenta que el futuro de Toni Kroos está en el aire. Parece ser que el alemán arde en deseos de poner punto y final a su etapa en el Bernabéu y marcharse a la Premier League, donde Pep Guardiola ya le ha hecho saber que va a ir a por él en verano.

De ahí que Florentino ya haya fijado los objetivos para dotar al centro del campo de nuevas caras. Y la que está encima de la mesa y que se ha convertido en la prioridad es la de Christian Eriksen.

La oferta por Christian Eriksen

El centrocampista danés hace tiempo que está en la agenda del Madrid. Lógico. El del Tottenham ha demostrado en las últimas temporadas que el conjunto de Mauricio Pochettino se le está quedando pequeño.

A sus 27 años, el danés está ahora en su mejor momento de forma y, tal y como cuentan desde su entorno, entiende que ha llegado la hora de dar el salto a un equipo grande con el que puede conquistar títulos. Algo que, por mucho que Pochettino y Daniel Levy (propietario del club) estén intentando, parece difícil.

Además, advierten también que Eriksen no tiene intención de aceptar ninguna de las ofertas de renovación que se le han propuesto desde la directiva londinense. Acaba contrato en 2020 y quiere irse.

Es por eso que Florentino, que sabe que ya cuenta con el ‘ok’ del jugador, tiene en mente hacer una oferta por Christian. Una oferta en la que, además, matará dos pájaros de un tiro.

Florentino Pérez| EFE

Bale entra en la operación

En el Real cifran a Eriksen en unos 80 millones de euros. Una cifra alta pero que en el Bernabéu aceptan. Es por eso que le han hecho llegar a los de Londres su propuesta: “40 millones y Bale”.

Es decir, el delantero galés (tasado en 120 millones) pondría rumbo a la capital inglesa a cambio de Eriksen y 40 millones de euros. De esta forma el presidente del Madrid cubre íntegramente la llegada del danés, gana además una buena millonada y, sobretodo, se deshace de un jugador que ya tiene pie y medio fuera del Real.

De momento falta ver qué respuesta recibirán por parte de Daniel Levy. No es ningún secreto que el dirigente es de esos a los que le gusta negociar y llevará la situación al límite.

Gareth Bale | EFE

El Tottenham se mantiene firme

Lo cierto es que las informaciones que llegan desde Inglaterra apuntan a que el Tottenham está muy lejos de los 120 millones en los que han tasado a Bale en el Real. Saben que es un crack, pero la cifra es demasiado alta. Si fuera por ellos, un cambio de cromos sin más dinero de por medio sería una buena operación.

No así para Florentino, que quiere explotar el buen nombre que tiene aún Gareth en la Premier para sacar todo lo que pueda por él. Además, por mucho que Levy haya asumido que lo más probable es que Eriksen acabe marchándose, de cara a la galería seguirá apostando por él y hará todo lo posible para no ser él el responsable de su salida.

El dirigente sabe que una buena manera de tapar esa figa sería con la vuelta a casa de un Bale que, por mucho que se agente vaya diciendo lo contrario, tiene los días contado en el Madrid.

 Bale| EFE

Florentino lo quiere empaquetar y hacerlo de tal manera que el de Cardiff abarate una fichaje o lo facilite, sería un éxito.

Sergio Ramos, encantado

Una oferta, la de Bale más 40 millones por Eriksen, que Sergio Ramos ya ha filtrado al vestuario. Todos saben que lo más probable es que el extremo haga las maletas. Tampoco será un drama. Visto su niel y su nula implicación con el equipo y con el proyecto, más de uno de hecho ya está esperando el día en que se marche.

Entre ellos Ramos, que está harto de Gareth. No lo ve comprometido y no quiere saber nada de él. Sí de un Eriksen que Sergio sabe que vendría con ganas de comerse el mundo y de ganar títulos. Veremos cómo van evolucionando unas negociaciones que, pese a tener el ok del jugador, van a ser largas y difíciles para el Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad