Sergio Ramos | EFE

Florentino Pérez negocia un fichaje sorpresa en el Real Madrid-Rayo Vallecano: Isco, Marco Asensio y Sergio Ramos o “¿Es broma?” (y no lo es)

stop

El presidente y los contactos en el palco del Bernabéu en la victoria de los blancos por 1-0 en el derbi madrileño

15 de diciembre de 2018 (20:20 CET)

El Real Madrid ha hecho los deberes y ha ganado al Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu en el último partido antes de ir a por el mundialito de clubes gracias a un solitario gol de Karim Benzema. Sin embargo, la noticia no estaba en el campo sino en el palco.

Y es que ya se sabía antes del partido que Florentino Pérez aprovecharía la visita de su rival ciudadano al feudo blanco para empezar a negociar con uno de los jugadores de los de Vallecas.

El fichaje sorpresa de Florentino Pérez

Y no es otro que Sergio Moreno. El delantero español, que se ha quedado en el banquillo de inicio, es una de las perlas de nuestro fútbol y el presidente merengue le sigue los pasos.

No es ningún secreto que en Chamartín siempre están muy atentos a la fructífera cantera del rayo. Y Moreno es el último exponente del buen trabajo que realizan en Vallecas.

Un Moreno que, con 19 años, tiene al Madrid muy pendiente de su futuro. De hecho, parece ser que en el acuerdo de cesión por Raúl de Tomás por parte del Real, Florentino ya se encargó de asegurarse a través de una cláusula el derecho de tanteo de Moreno.

Sergio sigue mejorando a pasos agigantados, pero aún no está asentado del todo en el primer equipo. Y el Rayo, que sabe que tiene a un diamante en bruto en sus filas, se ha encargado de blindarlo. ¿Cómo? Con una cláusula de rescisión de 25 millones de euros por si alguien (como el Athletic de Bilbao, que ha mostrado interés en él) se lanza a por sus servicios.

De momento los dos clubes siguen manteniendo una conversación fluida respecto al futuro de Sergio. Un fichaje que demuestra una vez más esta nueva línea a seguir que han marcado desde la zona noble del Bernabéu.

El vestuario alucina

Un nombre, el de Sergio Moreno, que ha dejado sin palabras a muchos en el Madrid. Es más, también en las redes hay quien se pregunta: “¿Es broma?”. No, no lo es. El máximo responsable del club ha decidido que una muy buena manera de crear activos válidos para la entidad blanca es la de asegurarse una buena plantilla a base de fichajes con vista al medio-largo plazo.

Vinícius | EFE

Y es que Moreno es tan sólo un ejemplo más de esta nueva política. Nombres como los de Vincícius, Vallejo, Rodrygo, Odeggard, Lunin, Brahím Díaz, Palacios o Fede Valverde, entre otros, conforman esta galaxia de jóvenes con mucho talento pero aún con mucha falta de experiencia.

Una serie de nombres que en los capos del vestuario no es que cree precisamente mucha ilusión. Si bien es cierto que, de manera individual, a los Sergio Ramos, Marco Asensio, Isco y compañía les va de perlas que Florentino esté ahora pensando más en el Madrid del futuro y no tanto en el del presente, lo cierto es que la sensación generalizada es que no se están haciendo las cosas bien en el palco.

Florentino Pérez y Vinicius | EFE

¿Que el Madrid necesita tener una nómina de jugadores con mucha proyección? Sin duda alguna, eso nadie los discute. Lo que sí se pone en duda es llevar esta política hasta el extremo.

Fichajes de rendimiento inmediato

Y es que tan solo con Vinícius y Rodrygo Florentino ya se ha gastado ni más ni menos que 90 millones. La idea de ficharlos a un precio módico (como los 25 de Sergio Moreno) o incluso gratis, como parece que será el caso de Brahim, para luego cederlos y que vuelvan más rodados al Bernabéu, es lógica y aceptable.

Rodrygo| EFE

A Florentino le salió bien con jugadores como Marco Asensio o Lucas Vázquez. Pero de ahí a enfocar sus esfuerzos en unos jugadores que no van a solucionar los problemas actuales de los blancos hay un trecho.

Lo que necesita el equipo, tal y como se desprende desde todos los sectores del club, son jugadores que lleguen y eleven de manera instantánea el nivel de la plantilla: Hazard, Neymar, Mbappé, Kane, Icardi…todos ellos cracks más que contrastados que llegarían al Bernabéu para ganar títulos y que darían un rendimiento inmediato.

Eden Hazard | EFE

Pero viendo a jugadores como Vinícius, que está muy lejos de poder ser importante en el Madrid, Rodrygo, que sigue en Brasil forjándose, De Tomás, cedido en el Rayo y a la espera de saber qué pasará con él una vez acabe la cesión, Díaz, que es suplente en el Manchester City de Guardiola (con lo que le gusta a Pep apostar por los jóvenes) y Odegaard, cedido en el Vitesse y sin noticias de él, por pone un ejemplo, no son pocos los que se preguntan si es acertado o no seguir con esta política.

Florentino cree que sí. Y hoy lo ha vuelto a demostrar continuando las conversaciones acerca de Sergio Romero, la nueva perla joven que sigue el Madrid. Veremos hasta qué punto estas voces críticas con la gestión tienen o no influencia en el cambio de rumbo. De momento, nada hace indicar los contrario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad