Florentino Pérez negocia con Zidane una salida bomba del Real Madrid (¡Alucinarás!)

stop

El presidente pone a uno de los pilares blancos en el escaparate

Florentino Pérez sentencia a una estrella del Real Madrid de Zidane (y es una bomba) | EFE

21 de marzo de 2017 (10:10 CET)

Los años no pasan en balde para nadie. Son el peor enemigo de cualquier futbolista y también de los clubes. No son pocos los que se han pillado los dedos priorizando el nombre de un jugador a su rendimiento. Mal camino.

En el Real Madrid no quieren que les vuelva a pillar el toro. Ya les pasó con Iker Casillas o Raúl González. Los retuvieron por ser ídolos, por un pasado dorado que no justificó el presente, y acabaron saliendo por la puerta de atrás.

Que se repita la historia es uno de los temas que más preocupa a los responsables del Madrid. Varios cracks ya superan, o coquetean, peligrosamente con la treintena y van camino de convertirse en un aviso a navegantes para la entidad.

Florentino Pérez maneja una máxima que es dogma de fe en los pasillos de la T4 del Santiago Bernabéu: saber comprar es importante, saber vender es clave

Se hace mayor

Luka Modric está en ese grupo. El centrocampista cumplirá 32 años en septiembre. El croata se hace mayor. Y su rendimiento está yendo de más a menos.

Desde que llegó en verano del 2012 ha sido clave en el juego del equipo. Fue un fijo al margen del entrenador que ocupara el baquillo. José Mourinho, Carlo Ancelotti, Rafa Benítez y Zinedine Zidane siempre tuvieron en Modric a un titular indiscutible.

Pero el Real quiere rejuvenecer el equipo. Pretende savia nueva. Fichajes con hambre de títulos para asegurar un proyecto de recorrido.

Cracks como Marco Verratti, Coutinho o Bernardo Silva están en la agenda blanca. Su llegada apretaría el once titular y colocaría al croata ante una ecuación con demasiadas incógnitas.

Buen momento para venderlo

Luka tiene cartel en la Premier League. Deslumbró en el Tottenham antes de recalar en el Real Madrid y más de un club británico le recibiría con los brazos abiertos.

Ni Florentino ni Zidane querrían venderlo. Confían en que aún le queda fútbol en las botas. Pero ambos coinciden en que una oferta millonaria sería irrechazable.

El mediocentro saldría por la puerta grande y la suma ingresada permitiría al club afrontar traspasos para el centro del campo con más garantías. Como dicen en Chamartín: vender en el momento exacto es clave.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad