Florentino Pérez negocia con el nuevo Modric (y Messi lo quiere en el Barça)

stop

El presidente del Real Madrid y el sustituto del croata en la plantilla blanca

30 de mayo de 2018 (13:24 CET)

El presidente del Real Madrid tiene a Luka Modric en un pedestal. No es para menos. No son pocos, entre ellos Florentino Pérez, los que destacan la figura del croata en esta nueva era histórica del club blanco.

De hecho, desde que llegó del Tottenham Hotspur, el jugador se ha hecho sueño y señor del centro del campo del Real y, bajo su batuta, el club ha conseguido hacerse con cuatro de las últimas cinco Champions League disputadas.

Pero el presidente es consciente que Luka cumplirá 33 años en breve, por lo que es urgente encontrarle un relevo de garantías. De hecho, durante este año Zidane ha tenido que reservar al crack en más de una ocasión para que llegara al cien por cien a la fase decisiva de la temporada.

Florentino Pérez ya tiene a su ‘nuevo’ Modric

El caso es que en la secretaría técnica blanca parece que ya han encontrado al jugador que cumple con el perfil del ‘nuevo Modric. No es otro que Christian Eriksen. El danés de 26 años se ha convertido, gracias en parte al buen hacer de Mauricio Pochettino, en una de las figuras del Tottenham y de la Premier League.

Con una calidad fuera de dudas, muchos son los clubes en Europa que van tras él. Entre ellos el Real, que ya está tanteando la posibilidad de incorporarlo este verano. No será fácil sacarlo de Londres, entre otras cosas porque Pochettino está intentando seducirle con un aumento de ficha para que no se marche.

Pero el Madrid es el Madrid, y, pese a que no hay aún ninguna oferta formal por él, avisan desde su entorno que el jugador quiere dar ya el salto a un grande.

eriksen christian tottenham

Leo Messi también lo quiere

El caso es que no sólo el Real está tras sus pasos. También el Barça. De hecho, en el Camp Nou hace tiempo que le siguen la pista, pero con la marcha de Andrés Iniesta, su nombre ha ganado peso en la agenda de futuribles de los azulgranas.

Y es que, si bien parecía que Philippe Coutinho estaba destinado a cubrir la posición del manchego, en estos seis meses que ha jugado con el Barça se le ha visto mucho más cómodo jugando como delantero que cómo interior.

Leo Messi lo sabe. Sabe también que el club tiene atado a Arthur, el brasileño que debe llegar en el mercado de invierno. Pero es un melón por abrir. En cambio, Eriksen ya ha demostrado que tiene potencial en Europa y que puede adaptarse a un club de primer nivel sin problemas.

Veremos finalmente qué decisión toma el danés. Si se marcha (que está por ver) de Londres, tiene las puertas del Camp Nou y del Santiago Bernabéu abiertas de par en par. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad