Isco Alarcón | EFE

Florentino Pérez mete a Isco en un trueque galáctico (más dinero). Y la bomba estalla en el Clásico

stop

El presidente blanco estudia un cambio de cromos

06 de febrero de 2019 (14:42 CET)

Momento complicado. Paulo Dybala vive su etapa más difícil y desagradable desde que está en la Juventus de Turín. El argentino ha perdido protagonismo desde que llegó Cristiano Ronaldo al conjunto transalpino y no ha sabido recuperar el terreno que le birló el luso. Todo lo contrario.

El ex delantero del Real Madrid y Dybala no terminan de entenderse sobre el terreno de juego. Cuando Paulo está en el campo sin CR7, da la talla. Pero cuando entra Cristiano, queda relegado a un segundo plano y no da el rendimiento esperado.

Paulo Dybala gana enteros para irse de la Juventus de Turín

Un panorama que le ha llevado a mantener algunas rencillas con Massimiliano Allegri. La irregularidad mostrada por el media punta ha llevado al míster a restarle protagonismo, lo que a su vez tiene al futbolista muy mosqueado.

El último episodio desagradable se produjo en el empate a 3 entre la Juve y el Parma del pasado fin de semana. Dybala estuvo calentando en la banda, pero Allegri no le dio minutos. El futbolista no escondió su enfado y enfiló rápidamente el camino de los vestuarios antes incluso de que finalizara el partido.

Y ojo, porque la respuesta que dio el técnico en la sala de prensa cuando le preguntaron sobre el asunto dejó claro que no se respira muy buen ambiente entre los dos. "Tenía frío", apuntó Allegri.

La situación va camino de volverse insostenible, lo que podría al jugador a forzar su salida de aquí a final de temporada. Así lo asegura Il Corriere dello Sport.

El Real Madrid, encantado de recibir a Dybala

Si esto ocurre, uno de los destinos podría ser el Real Madrid, donde hace tiempo que van tras un nuevo líder en el equipo. Y este podría ser el argentino, al que siguen desde hace tiempo. De hecho, se comenta en Turín que el pasado verano Florentino tanteó su fichaje. Pero los bianconeri pidieron 180 millones de euros, una cifra que Florentino no pensaba pagar ni de  broma.

Los italianos rebajarán estas expectativas en caso de dejarlo salir el próximo verano hasta los 120 millones. Una cifra que en el Madrid sigue siendo considerada demasiado alta. Por eso en el Real no descartan incluir a uno de los cracks del equipo en la operación para rebajar el coste final.

Isco, moneda de cambio

Este es Isco Alarcón, que tampoco atraviesa un buen momento en el Madrid, donde es suplente habitual.

Escándalo Isco: la última humillación que Florentino Pérez tapa en el Real Madrid | EFE

El principal problema de incluir a Isco es que Cristiano Ronaldo no se lleva demasiado bien con el andaluz.

Sin embargo, Isco es un futbolista que gusta mucho a Allegri. El italiano es uno de los entrenadores que más gustan en el Madrid, pero todavía le queda un año de contrato en Turín. Si finalmente lo cumple podría abrir la puerta al de Arroyo de Miel.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad