Gareth Bale está cada vez más cerca de la puerta de salida del Real Madrid | EFE

Florentino Pérez mete a Gareth Bale en un cambio de cromos bestial

stop

El presidente prepara una operación galáctica

11 de octubre de 2017 (10:32 CET)

No tira. El rendimiento de Gareth Bale antes de caer lesionado ante el Borussia Dortmund no estuvo ni cerca de la mejor versión del galés.

Decepción

Ya en la pretemporada, el delantero dejó mucho que desear. El pasado curso de Bale no fue nada bueno y en Chamartín esperaban que al regresar después de vacaciones lo hiciera a lo grande. Pero nada más lejos de la realidad.

A Gareth se le veía lento, en muy baja forma y a veces incluso desconectado del partido. Algunas voces apuntaron que se trataba del “miedo que tiene el de Cardiff a las lesiones, y es que antes de lesionarse el sóleo por enésima vez, el ‘11’ blanco sumaba más de 250 días de baja desde que llegó a Concha Espina.

Las cosas no fueron a mejor cuando empezó la temporada oficial. El rendimiento del atacante seguía siendo el mismo y, al margen de alguna buena actuación como ante la Real Sociedad o ante el Borussia antes de lastimarse, seguía muy alejado del deseado en el Real.

Tanto es así que en la T4 del Santiago Bernabéu tienen decidido que la salida del galés no puede pasar de esta temporada. Algunos recomendaron vender al británico el pasado verano, cuando el Madrid recibió algunas ofertas por Bale.

Pero ninguna de ellas superaba los 100 millones de euros que Florentino Pérez pagó por él y el mandatario no estaba dispuesto a perder ni un euro en la operación.

No obstante, muchos se arrepienten de no haberle abierto la puerta al delantero después de su mal inicio esta temporada. De hecho muchos lo venderían hoy mismo aunque fuera por menos dinero.

Pero los responsables han encontrado otra salida para el de Gales y en la secretaría técnica ya se han puesto manos a la obra.

Intercambio

En Concha Espina gusta y mucho Harry Kane, y en la cúpula estudian cómo podrían abordar un cambio de cromos con el Tottenham por la nueva sensación de la Premier League.

En el club londinense, por su parte, no quiere dejar salir a Kane. Los ingleses creen que aún pueden sacarle rendimiento antes de que un grande se lo lleve.

El delantero de los Spurs acumula nueve goles y una asistencia en 11 partidos disputados, y en el Santiago Bernabéu quieren vestirlo de blanco. Su nombre ya está en lo alto de la lista de futuribles.