Florentino Pérez mata a una estrella del Real Madrid a lo bestia (y Sergio Ramos desmonta a Zidane con un 'top secret' de Isco)

stop

El partido ante el Sporting de Gijón provoca un incendio en la casa blanca

Isco ya hace de líder, aunque eso le puede costar un buen lío | EFE

15 de abril de 2017 (18:38 CET)

Nunca más. Es el mensaje que se ha desprendido desde el núcleo duro del Real Madrid después de la victoria en El Molinón ante el Sporting de Gijón (2-3).

Zinedine Zidane arriesgó demasiado con la alineación. Aplicó rotaciones en todas las posiciones menos en el centro de la defensa y a punto estuvo de pagar caro su atrevimiento. Sin Navas, Marcelo, Casemiro, Modric, Kroos y la BBC, los blancos pasaron serios apuros para superar al antepenúltimo clasificado.

En su lugar, Zizou optó por Casilla, Danilo, Coentrao, Kovacic, Isco, James, Asensio, Vázquez y Morata, y a punto estuvieron de volar los tres puntos.

Por suerte para los blancos apareció Isco y salvó los muebles. En la primera parte empató el gol inicial de Cop (1-1), y en el último minuto del partido lo hizo para amarrar los tres puntos. Antes, Morata había establecido el 2-2, después de un gol espectacular de Mikel Sesga en los primeros lances del segundo tiempo.

Preocupación

La historia terminó bien para los de Zidane, pero no pintó así en ningún momento del partido. La cara de Florentino Pérez al finalizar el partido lo decía todo. El Real se había llevado los tres puntos, pero corrió demasiados riesgos.

El presidente no entendió ninguna de las decisiones de Zidane. No entendió que dejara a la mayoría de titulares fuera del encuentro y se la jugara con las rotaciones en casi todas las posiciones.  Salir con tantos suplentes es dar demasiada ventaja al rival.

Florentino tampoco comprende que dejara a los miembros de la BBC en Madrid. Con Gareth tocado, Benzema y Cristiano Ronaldo debían estar, al menos, en el banquillo. Sobre todo después de las buenas actuaciones de ambos ante el Bayern de Múnich. El técnico debería haber dado continuidad al buen momento de los cracks para que llegaran al máximo nivel contra el Barça.

Para el mandatario, el de hoy era un partido para asegurar la Liga antes del clásico y estar preparados para la visita de los culés, y no para dar alas a los de Luis Enrique.  Y avisa: no permitirá que se vuelva a jugar con fuego a estas alturas de la temporada.

El 'top secret' de Isco

Sergio Ramos también mandó otro aviso con Zizou como destinatario, pero en su caso es sobre un jugador en particular. Isco volvió a ser un jugador decisivo y en el Madrid confían en que estas actuaciones terminen de convencerlo para que se quede en Chamartín. Sin embargo, Ramos advierte que el malagueño tiene decidido irse del Madrid y señala: la culpa es de Zidane.

La paciencia del jugador se ha terminado. El andaluz está harto de tener que tirar del carro cuando los 'buenos' no están y en cambio quedarse en el banquillo en las citas importantes. El de Benalmádena lo tiene decidido: dejará el Madrid este mismo verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad