Florentino Pérez liquida a un peso muy pesado del Real Madrid | EFE

Florentino Pérez mata a un crack de Zidane con un “hay que sacarlo del Real Madrid”

stop

El presidente fulmina a un peso muy pesado

10 de septiembre de 2017 (18:22 CET)

Juguete roto. Gareth Bale no levanta aveza. El galés sigue en el nefasto estado de forma en el que empezó la temporada y los responsables están seriamente preocupados con él.

El jugador llegó para ser algún día el líder del Real Madrid. Para eso Florentino Pérez pagó más de 100 millones al Tottenham a cambio de su traspaso.

El de Cardiff fue un fichaje personal del presidente. Por aquel entonces, el líder del equipo era Cristiano Ronaldo, un crack fichado por el anterior presidente, Ramón Calderón, y el actual mandatario siempre tuvo la espina clavada de que la estrella del club no fuera un fichaje suyo. Y por eso trajo a Bale.

Caída libre

Pero el británico ha ido de más a menos en sus cuatro temporadas en Chamartín. En su primera temporada, la 2013-14, anotó 22 goles y dio 19 asistencias en 44 partidos disputados. En la 14-15 sus números bajaron ligeramente: jugó 48 partidos, pero solo anotó 17 goles y dio 12 asistencias. Esa fue su última temporada buena.

En la 15-16, aunque anotó 19 goles y dio 15 asistencias, solo disputó  31 partidos. Entonces las lesiones ya empezaron a ser un problema para el galés. La temporada pasada sufrió un calvario y solo jugó 27 partidos, en los que anotó nueve goles y regaló otros cuatro.

De mal en peor

En esta, los responsables esperaban que diera el paso adelante esperado. Más aún después de la sanción de cuatro partidos impuesta a Cristiano Ronaldo por lo ocurrido en el partido de ida de la Supercopa de España. Pero nada más lejos de la realidad. El futbolista no levanta cabeza y cada vez está más lejos de su mejor versión.

El partido ante el Levante es un ejemplo claro. Zidane no pensaba darle minutos, pero la lesión de Karim Benzema obligó al francés a dar entrada a Bale, que no supo cargarse al equipo a la espalda.

Mientras tanto, en la T4 del Santiago Bernabéu hace tiempo que tienen al de Cardiff en el punto de mira. El jugador ha sufrido demasiadas lesiones –acumula más de 250 días de baja- y algunos apuntan a que incluso podría estar sufriendo un problema de estrés con el asunto que le tuviera bloqueado mentalmente.

Tanto es así que creen que difícilmente recuperará su nivel, por lo que lo mejor sería empezar a buscar un comprador para el próximo verano. “Hay que sacarlo del Real Madrid”. En Concha Espina le dan un año de margen al galés. Si no se recupera será el primero en salir a final de temporada.