Florentino Pérez le hace la cama a Sergio Ramos en el Real Madrid

stop

El presidente pone en jaque al capitán

Sergio Ramos para los pies a Florentino Pérez en una de sus operaciones | EFE

05 de abril de 2017 (10:27 CET)

Movimientos. Si una cosa es segura en el Real Madrid es que el próximo verano se producirá una auténtica revolución en el vestuario blanco.

Florentino Pérez lleva dos veranos sin realizar ninguna incorporación mediática y el momento de fichar a un galáctico ha llegado. El/los pesos pesados que llegarán son una incógnita.

Pero no todos deben ser nombres de primera línea. El club necesita apuntalar otras zonas dl campo en las que no todo ha sido de color de rosa esta temporada. Concretamente en la defensa.

Tapando agujeros

La zaga ha sido uno de los problemas constantes esta temporada y en el Real no quieren volver a sufrir del mismo mal.

Theo Hernández ha sido uno de los nombres que más ha sonado en las últimas horas. Varios medios aseguran que el Madrid está dispuesto a pagar los 24 millones de euros de cláusula del jugador del Atlético de Madrid cedido al Alavés.

No será el único. En los despachos del Santiago Bernabéu barajan otros nombres. Leonardo Bonucci, del Juventus de Turín, es otro de los objetivos.

El central de 29 años es uno de los pilares del conjunto italiano y su experiencia en la retaguardia es indiscutible. El futbolista acumula tres goles y una asistencia en 32 partidos disputados esta temporada, y su fichaje le saldría al club de Concha Espina por unos 40 'kilos'.

Algo más económico saldrá Jesús Vallejo, cedido por el Real al Eintracht Fráncfort. Los rumores apuntan a que la entidad blanca pretende repescarlo.

Difícil tesitura

Los movimientos ponen en una situación difícil a uno de los cracks del Real Madrid. En el futuro de Sergio Ramos se vislumbra la puerta de salida. Florentino pretende que los recién llegados sean el relevo del andaluz.

Theo puede jugar de central. Mientras tanto, a Bonucci y Vallejo se suman Raphaël Varane, que no abandonará el club, y Nacho Fernández, que poco a poco va cogiendo más protagonismo. Al de Camas le queda poco sitio en la defensa.

El capitán acaba de cumplir 31 años y esta temporada ha brillado más por sus aportaciones en ataque que por su tarea defensiva, lo que ha dado más de un susto a los hombres de Zinedine Zidane.

Además, en Chamartín siempre lo dejaron claro: el club está por encima de los nombres y nadie es intocable. Ramos tampoco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad