Real Madrid - CSKA de Moscú | EFE

Florentino Pérez la lía en el Real Madrid-CSKA: “Tú, tú y tú a la calle” (y cierra tres fichajes para enero)

stop

El equipo blanco firma otro partido nefasto en la Champions League

12 de diciembre de 2018 (20:45 CET)

El Real Madrid cerró la fase de grupos de la Champions League con una derrota humillante ante el CSKA de Moscú (0-3). Por suerte, el resultado que poco importó. Los blancos llegaron al choque ya clasificados para octavos de final como primeros del grupo. Pero el ridículo no se lo quita nadie.

Un partido en el que Santiago Solari volvió a hacer una declaración de intenciones con su alineación inicial. El argentino volvió a contar en un partido intrascendente, en el que los protagonistas debían ser los suplentes, con Isco Alarcón y Marco Asensio. El míster volvió a dejarles claro que, de momento, no cuenta con ellos como futbolistas imprescindibles e indiscutibles. Ambos formaron en la media punta con Vinícius Jr, y con Karim Benzema por delante.

En la medular se situaron en doble pivote Fede Valverde y Marcos Llorente. En la retaguardia Solari optó por Álvaro Odriozola, Jesús Vallejo, Javi Sánchez y otro señalado, Marcelo. Como avisaba Diario Gol, el brasileño saldría hoy desde el inicio. Como Isco y Asensio, sigue sin convencer al técnico. En la portería jugó Thibaut Courtois. Ni hoy hubo sitio para Keylor Navas.

El equipo blanco dominó el partido desde  el primer minuto. Las primeras ocasiones llegaban de los pies de Vinícius y Asensio. Pero unas veces la mala puntería y otras Akinfeev, evitaron que los merengues se adelantaran.

Los rusos, que sí se  jugaban la clasificación para la UEFA Europa League, esperaban atrás, aprovechando de vez en cuando los espacios que los de Solari dejaban detrás.

El CSKA la lía en el Santiago Bernabéu

Y así llegó el tanto de los visitantes. Chalov abrió la lata tras un contraataque en el que el centro del campo blanco se vio del todo desconectado.

La cosa no fue a mejor cuando en el 43’ Schennikov anotó el segundo de los visitantes. Un tanto en el que el pasotismo de la defensa fue subrayable. Sobre todo la cantada de un Marcelo que salió al trote. El brasileño no estaba aprovechando la oportunidad de Solari.

CSKA Bernabeu

El panorama no cambió en el segundo tiempo. Gareth Bale entró por Benzema en el 46’, y toni Kroos hacía lo propio por Marcos Llorente en el 58’. El centrocampista no estaba disputando un partido a la altura. En la línea del equipo.

Las cosas se pusieron peor en el 72’, cuando el CSKA, tras una jugada en la que los rusos hicieron lo que quisieron en el área del Madrid. Sirgurosson fue el encargado de culminar la humillación. El tanto también llegó desde la banda de Marcelo

Solari decidió entonces sentar al brasileño y dio entrada a Dani Carvajal. Había que parar la hemorragia. Sorprendió que el cambio no fuera Bale, que tras pisar a un rival se torció el tobillo y se pasó el resto del partido cojeando. Y ojo porque el galés podría no llegar al Mundial de Clubes.

El escenario ya no cambió demasiado hasta  el final del partido. Los visitantes bajaron el ritmo y dejaron jugar al Madrid, esperando al pitido final, esperando que el resultado entre la Roma y el Viktoria Plzen les confirmara la clasificación para la UEFA Europa League.

El marcador ya no se movió hasta el final y el árbitro señaló el final del choque con el 0-3 en el marcador. Un resultado que no afecta para nada a las aspiraciones del Madrid pero que dejó otro ridículo humillante esta temporada para los blancos. En el otro choque del grupo el Viktoria venció a la Roma, lo que a final dejó fuera al CSKA de la Europa League.

Solari marca perfil

Pero la noticia, como decíamos, no estaba tanto en el resultado como en la alineación inicial. Solari volvió a mandar un mensaje claro y directo a Isco con su titularidad. Este y el de Melilla, otro partido intrascendente, son los únicos en los que el andaluz ha sido titular. Y es que Santiago nunca ha llegado a confiar en el de Arroyo de la Miel.

Esta noche fue uno de los más pitados, e incluso se encaró con la grada. La afición hace tiempo que le tomó la matrícula.

Una cruz ante la que el centrocampista no tiene ningún aliado a su lado, al margen de Asensio. En el vestuario siempre se le ha considerado como un “traidor”, tal y como señaló en un artículo el periodista cercano al Real Madrid Juan Luis Galiacho.

Isco está en la calle

Isco tiene dobleces como persona”, apuntaba en el escrito. En él, Galiacho relataba que Alarcón es un jugador un tanto “egoísta”, que solo piensa en su bienestar, a quién le trae más bien sin cuidado lo que le ocurra al equipo.

De hecho, la foto que apareció en las redes la noche en la que el equipo jugaba el partido de ida contra el Melilla, al que el andaluz no fue convocado, es buena prueba de que Isco va a lo suyo. No es muy propio de un jugador comprometido que aparezca una instantánea del jugador dispuesto a celebrar Halloween mientras su equipo disputa un partido.

Isco Alarcon CSKA

Un choque, además, al que Florentino Pérez pidió a Sergio Ramos que acudieran todos los pesos pesados. Quería mostrar unidad y compromiso por parte del equipo tras la hecatombe del Camp Nou y la destitución de Julen Lopetegui.

Un desplante que para Florentino fue la gota que colmó el vaso. Y es que en la directiva tampoco tragan al ex del Málaga. Todavía pesa que el futbolista amenazara con marcharse al FC Barcelona cuando se encontraba negociando su renovación con el Real. Y es que el ‘presi’ ya lo tiene sentenciado.

Tanto que incluso ya estaría negociando la llegada de su sustituto. Y ojo, porque este llegaría en enero. A Isco ya se le terminaron las oportunidades.

Brahim Díaz, sustituto de Isco

Hablamos de Brahim Díaz, del Manchester City. El futbolista de 19 años no ha tenido ninguna presencia esta temporada con el de Santpedor. Esta campaña solo ha disputado tres partidos: dos de la EFL Cup y otro de la Community Shield. Eso sí, ha marcado dos goles.

"Queremos aquí a Brahim, la opinión que tenemos de él es muy buena, pero al final compite con Sterling, Sané, Mahrez, Bernardo... Es difícil tener minutos. No podéis imaginar lo duro que es dejar fuera del equipo a jugadores como Brahim, yo se lo digo muy a menudo", declaraba el catalán en una rueda de prensa.

Ahora el andaluz termina contrato en junio del 2019, pero no tiene intenciones de renovar. Es decir, en enero puede empezar a negociar con cualquier club para salir gratis en verano.

Una estampa que el City de Pep Guardiola quiere evitar, con lo intentarán sacárselo de encima en el mercado invernal. Y ya le han puesto precio.

20 millones de euros es lo que pide el City a cambio de dejar salir a Brahim en las próximas semanas. Una cifra más que asequible por un futbolista de 19 años con un futuro muy prometedor por delante.

Asensio también renquea en la cuerda floja

Y ojo, porque el hispano-marroquí no es el único en la agenda madridista para el mercado invernal. Exequiel Palacios sigue en la agenda blanca. Su fichaje está hecho para después del Mundial de Clubes. Junto a Brahim, ambos son los relevos que tiene en la agenda Florentino para Isco y Asensio, otro que volvió a ser un jugador prescindible contra el CSKA.

Marco Asensio CSKA

Y es que el balear hace tiempo que está lejos del aspirante a Balón de Oro que hace unos meses vendían desde muchos sectores del madridismo. Además, el que dijera que no es el jugador que tiene que tirar del carro le fulminó en el Real.

Marcelo también firma su sentencia

Pero hay más. “Tú, tú y tú a la calle”, se dice en la cúpula blanca. Y es que hay un tercer señalado.

Las conversaciones con Mario Hermoso siguen activas. El defensa del Espanyol es el deseo de Pérez para reforzar la zaga en enero. Una defensa en la que Marcelo firmó otro partido nefasto. El brasileño está out. Y Jesús Vallejo y Javi Sánchez tampoco han demostrado que están muy lejos del nivel que se exige en el Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad