Florentino Pérez indulta a un peso pesado del Real Madrid

stop

El presidente tira de contactos para frenar la salida de uno de los 'cracks' del equipo

Fernando Rodrigo

José Ramón de la Morena, director y presentador de 'El Larguero', durante una entrevista a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid
José Ramón de la Morena, director y presentador de 'El Larguero', durante una entrevista a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

26 de abril de 2016 (11:00 CET)

¡Stop! El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha paralizado cualquier movimiento de salida de uno de los pesos pesados de la plantilla. El máximo mandatario blanco ha indultado, por ahora, a uno de los cracks del equipo más cuestionados por club y afición. El señalado tiene todavía cuatro años más de contrato y su salida ahora generará un agujero en las arcas. No está amortizado.

La política del presidente es clara: prima la buena salud económica del club sobre los resultados deportivos. Así ha sido siempre. Los fichajes de galácticos no dejan de ser un reclamo para aficionados (venta de camisetas), patrocinadores y puerta de entrada a nuevos países. En este escenario, parece lógico el indulto (momentáneo) de Florentino Pérez a James Rodríguez.

Negociaciones largas

El Real Madrid fichó a James hace un año por 80 millones de euros en total. Sonaba a locura, pero la gran temporada del jugador los hizo baratos. En su segundo año, la situación de Rodríguez ha cambiado. Parece que ha olvidado su fútbol en los garitos madrileños, que cree que todos le tienen manía en España, y que debe jugar siempre. No hay más ciego que el que no quiere ver. Y James no está para tirar del carro como hace unos meses. Ni para titular. Lo han confirmado dos entrenadores. No es casualidad. Esta actitud lo puso en el escaparate, pero no se mueve por ahora.

Durante meses, el Madrid, a través de Florentino y, sobre todo, del director general, José Ángel Sánchez, ha mantenido conversaciones con el agente de James, Jorge Mendes. Ha habido palabras de todo tipo, desde presiones del representante para conseguir una mejora, hasta peticiones del club para encontrar la mejor venta posible. Ninguna de las alternativas es viable. Ni el 10 se ha ganado el aumento, ni hay club dispuesto a pagar lo que se pide por el jugador después de este mal año. Ante esta situación, Floren ha frenado la operación salida.

El precio justo

El problema del Madrid es que, en dos años, no ha podido amortizar los 80 millones pagados por James (más salario). Si el jugador sale debe, por lo menos, dejar las arcas de la entidad como estaban antes de su llegada. La tesorería no acepta pérdidas. Y las ofertas que han llegado a la cúpula del Bernabéu por Rodríguez no son ni la mitad de lo esperado. Cierto es que el valor de mercado del 10 ha caído este año, aunque se mantiene en 70 millones. No saldría por menos de 60.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad