Florentino Pérez hace la alineación del Real Madrid. Entra él y este crack al banquillo (y el jugador se rebela)

Un gesto que no ha gustado.

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Florentino Pérez le ha dado un toque de atención a Carlo Ancelotti para que no cometa errores que en el pasado comitieron otros entrenador en el Real Madrid. El presidente del conjunto blanco, viendo el buen momento de forma en el que ha llegado Eduardo Camavinga, quiere que le dé al francés la titularidad en alguno de los próximos partidos y dé algo de descanso a un Casemiro que por el momento lo ha jugado todo pese a haber estado con su selección.

El máximo mandatario madridista podía entender que no le diera descanso al internacional brasileño teniendo solo al canterano Antonio Blanco para remplazarlo, no obstante, ahora que ha llegado Camavinga, lo ha hecho de muy buenas maneras, y el francés puede jugar en el puesto de Casemiro no entiende que Ancelotti no dé descanso a su jugador, quien ya el pasado curso llegó muy cansado a las rondas finales de Champions League por no haber tenido ni un pequeño kit kat en toda la temporada al no tener recambio.

Fotografía: Florentino Pérez hace la alineación del Real Madrid. Entra él y este crack al banquillo (y el jugador se rebela)
Casemiro

La noticia de la sugerencia de Florentino Pérez a Carlo Ancelotti habría llegado a oídos del futbolista. A Casemiro no le habría gustado nada la injerencia del presidente blanco, ya que él nunca ha pedido descanso y se ve con fuerzas para seguir siendo indiscutible mientras el Real Madrid lo necesito.

La Casemirodependencia

De hecho, los números apoyan la presencia del centrocampista brasileño en el terreno de juego, ya que sin él el rendimiento del equipo y sobre todo los resultados suelen ser mucho peores que con él en el campo.

La Casemirodependencia ha sido muy vigente en el Real Madrid en los últimos años y no solo por no tener recambio, sino por su incidencia en el juego, ya que ha sido el guardaespaldas de la creativa dupla que forman Luka Modric y Toni Kroos. Dos jugadores que sin el brasileño quedan mucho más expuestos defensivamente.