Florentino Pérez ganó el Clásico antes de llegar a Barcelona

stop

El presidente presionó a Zinedine Zidane con el modelo que debía utilizar en el Camp Nou

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez

04 de abril de 2016 (09:40 CET)

Del pánico a la euforia. De temer una derrota sangrante a celebrar con gran efusividad una victoria revitalizante. Florentino Pérez experimentó sensaciones antagónicas en Barcelona. El presidente del Real Madrid ha salido muy reforzado del clásico. Durante la pasada temporada, el máximo dirigente utilizó su poder para recomendar y presionar a Zinedine Zidane, a quien le pidió que siguiera el modelo Mourinho para salir indemne del Camp Nou.

El Real Madrid llegó muy tocado al Camp Nou. A 10 puntos del líder y con la imagen de ser un equipo frágil que había perdido todos los grandes duelos de la temporada. Florentino sabía que una derrota abultada podría tener unas consecuencias fatales y pidió a Zidane que se olvidara de su manual y fuera más resultadista que nunca. Que no corriera riesgos en Barcelona y priorizara la contundencia defensiva al despliegue ofensivo. La táctica le dio buen resultado.

La Undécima es el objetivo

"No quiero una goleada. En Barcelona no tenemos que lucirnos", le comentó Florentino Pérez a Zidane antes del clásico, según ha reconocido un alto ejecutivo del club a Diario Gol. El presidente firmaba el empate en el Camp Nou y hasta una derrota por la mínima. El nivel de exigencia era muy bajo. Tanto era el temor que el máximo dirigente y la plantilla festejaron el triunfo por todo lo alto. La victoria deja tocado al gran rival y es el mejor estímulo madridista para encarar la fase final de la Champions.

La Undécima es el gran objetivo del Real Madrid. En el Bernabéu ya dan la Liga por perdida desde hace dos meses. Ahora, el equipo ha recuperado la autoestima y ha castigado al eterno rival. En Madrid están contentos. Ahora les basta con ganar alguna batallita.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad