Florentino Pérez entra en la pelea para llevarse a un jugador del Barça

stop

El presidente ataca con fuerza el fichaje de un crack culé

Florentino Pérez prepara un acuerdo bestial para el Real Madrid | EFE

31 de mayo de 2017 (12:36 CET)

Con la temporada a punto de terminar en el Real Madrid, es el momento de empezar a poner hilo a la aguja y tejer la que será la plantilla de la próxima temporada.

Los blancos andan inmersos en los preparativos de la final de la Champions League frente a la Juventus de Turín del próximo sábado.

Objetivo prioritario

Los de Zidnedine Zidane tienen al alcance de la mano una gesta histórica: sumar la segunda Champions consecutiva y devolver a las vitrinas del museo del Santiago Bernabéu un doblete que no se ve desde 1958.

Y es que sumar la duodécima es una de las prioridades de los responsables de la entidad madridista, pero no quitan el ojo de lo que ocurre en el mercado futbolístico.

La ventana de fichajes de verano todavía no ha levantado la persiana, pero los grandes de Europa que ya terminaron la temporada han empezado a ejecutar las diferentes operaciones que tenían en la agenda. Con todo, Florentino Pérez no quiere quedarse atrás en las pujas por los cracks que le interesan a la secretaría técnica.

En los despachos no hay descanso

Pero no todo serán galácticos. Los regresos de los cedidos Marcos Llorente y Jesús Vallejo son casi una realidad, y no serán las únicas jóvenes promesas que el presidente quiere tener en el Bernabéu la temporada que viene.

Desde la T4 del Santiago Bernabéu se han mostrado interesados por una de las perlas del filial del FC Barcelona y están dispuestos a atacar con fuerza su fichaje.

El extremo derecho culé Jordi Mbolua ha sido una de las sensaciones este curso y ya son varios los pretendientes que han llamado a su puerta. El Mónaco ya ha trasladado al Barça que está dispuesto a pagar los tres millones de euros que tiene de cláusula de rescisión.

Y a los monegascos se ha sumado el Real Madrid. En Concha Espina no tendrían problemas para abonar lo que cuesta el jugador y ofrecerle una ficha ligeramente más alta de la que le puedan dar en el Principado.

Obviamente, el Barça pondrá todos los obstáculos posibles para evitar la fuga del joven crack de 18 años, pero con el dinero de la cláusula sobre la mesa la última palabra la tendrá el futbolista español de origen congolés, ya ahí es donde piensa atacar Florentino para convencer al futbolista.