Florentino Pérez dejará de ganar cientos de millones al año por la decisión de Pedro Sánchez de quitar los peajes de las autopistas | EFE

¡Florentino Pérez elige galáctico! Ni Mbappé, ni Neymar: 200 millones (“El Real Madrid es su sueño”)

stop

El presidente tiene un nuevo fichaje bomba que pone patas arriba el Santiago Bernabéu

24 de octubre de 2019 (12:07 CET)

Sequía. El Real Madrid tiene un serio problema en la delantera. Los blancos solo suman 19 goles en 12 partidos disputados: 16 en 9 encuentros de Liga y 3 en los tres choques de la Champions League. Una media de poco más de 1,5 goles por partido. Y teniendo en cuenta que el conjunto de Zinedine Zidane ha encajado 12 tantos en estas 12 contiendas, el asunto no puede ser más que preocupante.

De seguir con estos números, será imposible que el Madrid alcance alguno de los objetivos establecidos para esta temporada. Y el rendimiento que están dando los hombres del ataque blanco no genera demasiadas esperanzas. Las sensaciones no pueden ser más negativas.

Benzema y Jovic no dan la talla

Empezando por un Karim Benzema que empezó muy bien el curso, con cuatro goles en cuatro partidos, pero que desde entonces solo ha visto puerta dos veces en siete choques. Y muy poco se le ha visto sobre el terreno de juego. El galo vuelve a mostrar su peor versión.

Y tampoco Luka Jovic es un jugador en el que el Real pueda poner su confianza para mejorar los registros. El bosnio ha pasado de ser una de las disputas entre el Madrid y el Barça a ser un jugador que apenas cuenta para Zidane. Cuando ha tenido la oportunidad se le ha visto perdido. Le falta mucho recorrido para ser ariete en el Madrid.

Eden Hazard, la gran decepción

Y las cosas no mejoran si nos vamos a las bandas. Eden Hazard no está siendo el revulsivo que se esperaba. No es el jugador decisivo que decía su etiqueta cuando aterrizó en la casa blanca. No es el “nuevo Cristiano Ronaldo”, tal y como fue considerado por muchos. El fichaje más caro de la historia del Madrid está siendo un auténtico fracaso.

El belga suma solo un gol en su haber después de siete partidos. Dos tantos en 14 encuentros si tenemos en cuenta la pretemporada. Unos números muy alejados de los que debería dejar un “galáctico”.

Además, tampoco es que el jugador esté muy por la labor de mejorar. Ya llegó con sobre peso en verano y afirman en Chamartín que no es muy amigo de la báscula. Es de esos que hace de la “ley del mínimo esfuerzo” uno de sus lemas.

Bale, como siempre

Como Gareth Bale. El galés también empezó bien la temporada. Mostrándose muy activo en el terreno de juego y esquivando las lesiones que han marcado su paso por el Madrid desde que llegó en 2013. Pero tardó poco en caer. Terminó tocado en el partido contra el Granada el pasado 5 de octubre y desde entonces ha estado en el dique seco.

Además, cuentan desde el seno del club que empezó muy motivado y comprometido, pero que en las últimas semanas había vuelto a sacar a relucir su desidia.

Los suplentes no dan para más

Por no hablar de los suplentes. Vinícius no mejora a Hazard. Y eso que no es difícil. Y el que Zidane le diera la titularidad a Rodrygo Goes ante el Galatasaray por delante de Vinícius es buena prueba de que Zizou no confía en él.

De hecho, ya en verano le pidió a Florentino que lo cediera a otro equipo. No le veía con galones suficientes para vestir la camiseta del Madrid y solicitó al mandatario que lo mandara a otro sitio a foguearse y a ganar experiencia. Y se lo ha vuelto a pedir de cara al mercado invernal.

Vinícius  | EFE

Y Lucas Vázquez sigue sin dar ese paso adelante que hace tiempo que se le espera. El gallego firma actuaciones correctas, pero nada más. Y va camino de convertirse en la eterna promesa que es Nacho, que a sus 30 años no ha conseguido ganarse un puesto en el once titular. Y como el central canterano, no pasará de suplente de lujo mientras esté en el Real Madrid.

El Madrid mueve ficha para el ataque

Unas carencias de las que Florentino Pérez y compañía son conscientes desde hace tiempo, pero que no han podido solventar por culpa de la insistencia de Zidane en mantener a Benzema en el equipo y en fichar a Hazard. Y es que si fuera por la planta noble, Karim estaría fuera y ya tendría sustituto, y no hubiera sido Hazard el fichaje galáctico.

Kylian Mbappé, Neymar o Harry Kane son solo algunos de los nombres que tenían los responsables en la agenda, pero a los que tuvieron que renunciar por orden de Zidane.

Neymar y Mbappé | EFE

Algo que no volverá a pasar. Cada vez son menos los que apuestan por la continuidad de Zidane a medio/largo plazo. Y no esperarán a que ZZ salga para empezar a mover hilos.

Florentino Pérez va a por un 3x1

Y ojo, porque a estos nombres se ha sumado el de un crack que podía en jaque a todos los hombres de ataque: Raheem Sterling.

El delantero ha ido quemando etapas desde que llegó al Manchester City y se ha convertido en una de las referencias de Europa. El delantero fue el protagonista esta semana en la Champions League con su hat trick ante el Atalanta. Y está despertando el interés peligrosamente de varios grandes de Europa.

Un Sterling que podría jugar tanto en las bandas como en el centro. Lo puede hacer en el sitio de un Hazard al que, si no mejora, empaquetarán con Zidane. Si se va el míster y el belga no marca las diferencias será subastado.  También en el de Benzema, cuya presencia en el Madrid dejará de tener soportes cuando se vaya Zidane. Y también puede hacerlo en el sito de Bale, con el que ya han agotado la paciencia en Chamartín.

Sterling, por su parte, es un indiscutible en el equipo de Pep Guardiola. Y mientras el de Santpedor esté en el Manchester City, el británico tendrá un sitio asegurado. Pero el catalán no es de esos técnicos que se pasen mucho tiempo en un club. Menos aun si no gana la Champions a corto plazo. La presión para que levante la orejuda es cada vez mayor y no le darán oportunidades eternamente. Y Sterling ya piensa en ese futuro en el que Guardiola no esté en el City.

Sterling se deja querer

Uno en el que Sterling no vería con malos ojos recalar en el Real Madrid. Siempre ha puesto buena cara cuando ha escuchado cantos de sirena desde la capital. “Es un sueño”, ha confesado en su entorno. Y el mensaje ha llegado alto y claro a su agente.

Eso sí: si Florentino lo quiere ya puede preparar un buen montante. El jugador está tasado en unos 140 millones de euros y tiene contrato hasta 2023. Es decir, si los blancos se lo quieren llevar, tendrán que ajustarse a los precios de mercado. El Manchester lo tiene bien atado. Y difícilmente lo dejarán salir por menos de 200 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad