Florentino Pérez elige al nuevo fichaje galáctico del Real Madrid (y pacta cinco bajas con Zidane)

stop

El club ya está manos a la obra para confeccionar la plantilla del curso que viene

Un crack pone contra las cuerdas al Real Madrid y a Florentino Pérez | EFE

02 de febrero de 2017 (10:11 CET)

Con el mercado invernal de fichajes cerrado, el Real Madrid ya trabaja en el que se abre en verano. En la plantilla de la temporada que viene. El conjunto de Zinedine Zidane necesita cambios y serán muy sonados.

Pero para entrar primero hay que dejar salir. El presidente ha pactado con el míster una lista de nombres de candidatos a abandonar la entidad a final de curso.

Las salidas

Isco Alarcón y James Rodríguez son los que tienen más números. Apenas cuentan para el técnico y ellos tampoco dan signos de querer continuar en el Santiago Bernabéu. Si llega una oferta que cubra las expectativas económicas del club nadie hará nada por retenerlos. Tienen las puertas más que abiertas.

 Pepe es el siguiente en la cola. El portugués ya dio todo lo que tenía en el conjunto blanco y le llegó el momento de buscarse nuevas aventuras. Ya no tiene el nivel que se le exige a un futbolista del Madrid y sus lesiones son demasiado constantes. En Chamartín no tiene futuro.

Otro portugués, Fabio Coentrao, también está más fuera que dentro. En el seno madridista se han cansado de pagarle el sueldo para que le haga de secretario a Cristiano Ronaldo.

El lateral apenas pasa por los entrenamientos y cuando lo hace es para quedarse en el gimnasio. En el club están hartos del protegido de CR7. Cualquier oferta será válida para la salida del defensa. Los días del luso están contados.

En el último puesto de la lista figuran dos nombres. Uno de los dos tendrá que salir si Zizou no quiere tener problemas de overbooking la temporada que viene.

Álvaro Morata es el que tiene más números. El mismo jugador ha expresado en más de una ocasión que no piensa en otra cosa que abandonar el Madrid en busca de los minutos que no  tiene en Concha Espina.

Karim Benzema es el protegido de Zidane. Su salida se antoja más difícil, pero cada vez son menos los defensores del galo en el vestuario y en el palco. Los días buenos de Karim ya pasaron. Los mandatarios preferirían quedarse con Morata. Tiene más proyección. En cambio el valor del francés baja cada día que pasa.

El fichaje galáctico

Cristiano Ronaldo. El delantero ya no volverá a ser el que dio tantos éxitos al equipo merengue. Los mejores días del luso ya pasaron. El Balón de Oro y el The Best fueron sus últimos coletazos en el panorama internacional. Va de capa caída y en el club tienen claro que es el momento de buscarle un relevo.

La ausencia de Cristiano causará estragos. Lo notará el equipo y dolerá a muchos aficionados. Un fichaje galáctico no sería suficiente para cubrir su baja en el terreno de juego y entre los seguidores. Por eso los responsables trabajan en un doble traspaso.

Paulo Dybala es el imprescindible. El Madrid necesita a una estrella para el futuro y el argentino sube escalones a una velocidad de vértigo.

El delantero de 23 años de la Juventus de Turín acaba de renovar y los italianos piden ahora mismo 125 millones por él. En la cúpula no quieren ni pensar lo que valdrá la temporada que viene y no quieren esperar a cerrar su fichaje.

Dybala vendría acompañado del delantero del Borussia Dormund Pierre Emerick Aubameyang. A sus 27 años, el atacante atraviesa el mejor momento de su carrera. Aportaría experiencia y prometería unas cuantas temporadas buenas por delante.

La maquinaria está en marcha. Por delante seis meses de negociaciones y reuniones que terminarán confeccionando el Real Madrid que viene. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad