Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez dinamita el Barça-Liverpool: cierra al primer galáctico (y hay sorpresa) para Zidane

stop

El presidente del Real Madrid mueve hilos

01 de mayo de 2019 (12:07 CET)

Decidido. En el Real Madrid ya tienen claro cual es el primer fichaje para la próxima temporada después de Eder Militao. Y es un fichaje de Florentino Pérez. Mientras el Barça está pensando en el Liverpool, Pérez concreta los primeros movimientos de cara al próximo curso.

El presidente está decidido a ir a por Christian Eriksen, del Tottenham. Y se comenta ya en Inglaterra incluso que el ‘presi’ tendría cerrado un acuerdo verbal con el futbolista de 27 años. Solo faltaría hacer entrar en razón a los responsables de los Spurs.

Las dudas con el centro del campo madridista son crecientes. Los futuros de Toni Kroos y Luka Modric son una incógnita. Tras ganarlo todo en el equipo blanco, ambos quieren probar nuevas aventuras.

Resultado de imagen de kroos modric

Kroos y Modric se acercan a la salida

El alemán está desencantado en el Santiago Bernabéu. Lo ha ganado todo y tiene ganas de probar nuevas aventuras. Y a sus 29 años tiene ganas de embarcarse en el que probablemente sea el último proyecto importante de su carrera.

Modric, por su parte, también lo ha ganado todo. Y es consciente de  que a sus 33 años no tendrá muchas oportunidades más de firmar un último contrato.

Además, lleva meses esperando la mejora que le prometió Florentino el pasado verano para evitar la fuga de otro crack después de las salidas de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo. Entonces Modric tenía una oferta del Inter de Milán a razón de 10 millones de euros por temporada. Pero Luka se fio del mandatario y aceptó quedarse. Ahora, viendo que esa subida de ficha no llegará, no quiere perder ningún otro tren. Sabe que no pasarán muchos más.

Más dudas en la medular del Real Madrid

Asimismo, tampoco está claro el futuro de Dani Ceballos, Marcos Llorente, Fede Valverde y compañía, y en el Real quieren tener las espaldas cubiertas. No quieren encontrarse compuestos  sin fichajes como ocurrió el pasado verano.

Zidane prefiere a Pogba

Zinedine Zidane, por su parte, prefiere a Paul Pogba. El técnico galo considera que puede sacarle mejor rendimiento a su compatriota. Y a sus 26 años opina que tiene algo más de proyección que Eriksen.

Paul Pogba | EFE

Pero en la T4 del Santiago Bernabéu no ven claro el fichaje del centrocampista del Manchester United. Lleva algunos antecedentes de episodios conflictivos en las espaldas y no quieren meter en el vestuario un jugador que en cualquier momento puede convertirse en un polvorín a punto de estallar. Y lo más importante: los red devils no lo dejarán salir por menos d ellos 120 millones que pagaron a la Juventus de Turín por sus servicios. Y eso tirando por lo bajo.

Por todo ello, los responsables han preferido dejar a Pogba de momento en stand by y centrarse en la contratación de Eriksen.

Florentino Pérez fija su objetivo en Eriksen

Como decíamos, cuentan desde Londres que el jugador ya habría dado el ok a la propuesta del Madrid. Pero ahora toca negociar con Daniel Levy, y en Chamartín saben que no será fácil.

Buena prueba de ellos fueron los fichajes de Modric en 2012, al que no dejaron salir hasta el 27 de agosto, y de Gareth Bale, por el que no dieron luz verde a su venta hasta el día 31 de agosto, el día en que se cerraba el mercado.

Asimismo, el año pasado los dirigentes británicos ya ahuyentaron al Madrid pidiendo 250 millones de euros por su traspaso.

Sin embargo, Florentino y compañía saben que ahora son ellos los que tienen la sartén por el mango. O mejor dicho, el jugador danés.

Eriksen, oportunidad irrepetible

Christian termina contrato en junio de 2020. Es decir, si no renueva, se irá con la carta de libertad al final del próximo curso. Y en la capital londinense prefieren venderlo este año. No se la jugarán a que el jugador no amplíe su contrato y se vean obligados a abrirle las puertas sin recibir ni un euro a cambio.

Así las cosas, el precio del centrocampista ya ha empezado a bajar. Ahora son 150 millones los que pide el Tottenham al Madrid para sentarse a negociar. Una cifra que Florentino sabe que irá bajando paulatinamente a medida que avancen las semanas. Más aún si los Spurs quedan apeados de la Champions League. Eriksen no querrá quedarse ni un año más en un equipo en el que no alcanzará a oler los títulos importantes.

El Tottenham, obligado a vender

Por no hablar de los mil millones que le ha costado a Levy el nuevo estadio y que le tiene con la obligación de rellenar las arcas del club inglés.

Por eso Florentino esperará a que el precio del danés se acerque a los 100 millones por los que tiene intención de cerrar el traspaso

Las conversaciones con el club ya están en marcha. De hecho, son las que están más avanzadas de las operaciones que pretende llevar a cabo el Madrid. Y con el “ok” de jugador, el acuerdo definitivo no se puede demorar demasiado. Lo que tarde Levy en entrar en razón de que Eriksen solo quiere ir al Madrid y que si quiere sacar algo por sus servicios tendrá que ceder ante los intereses blancos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad