Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos a Florentino Pérez: “Fíchalo” (y Messi lo quiere para el Barça) | EFE

Florentino Pérez destroza la última chulería de Cristiano Ronaldo

stop

El presidente del Real Madrid marca territorio

05 de agosto de 2017 (22:44 CET)

Florentino Pérez es muy cauto cuando habla sobre Cristiano Ronaldo. Le tiene estima y admiración, pero, sobre todo, sabe que es tremendamente irascible. Sin embargo, ello no le da carta blanca. 

El presidente del Real Madrid está cansado de que futbolistas multimillonarios y caprichosos no hagan más que pedir: más dinero, más minutos, más cariño... Y que se pongan de morros a la mínima. Florentino quiere profesionalidad sobre el césped, pero también fuera de él. 

Uno de los que está más susceptible en los últimos días es Cristiano Ronaldo. El crack portugués lleva mal todo el acoso que ha recibido por parte de Hacienda.

Está siendo investigado por un delito fiscal y tuvo que declarar esta misma semana. Le gustaría poder vivir tranquilo a pesar de que su “brillo” incomode a las personas y/o a los “insectos”.

 

O que incomoda as pessoas é o meu brilho, insetos só atacam lâmpadas que brilham!!!!

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Tanto le molestó el asunto que, en un acto de gallardía, Cristiano amenazó con dejar el Real Madrid. Aspecto que puso la tensión por las nubes.

Pero Florentino Pérez restó tranquilo. Sabe que Cristiano no se va a ir, que fue solo un ataque de chulería. La realidad es que no tiene adonde ir. No le queda otra que quedarse.

Neymar le cierra las puertas del PSG

Ningún grande de Europa está dispuesto a pagar lo que cuesta Cristiano teniendo en cuenta su edad: 32 años. Con contrato en vigor con el Madrid, no tiene salida. Ni escapatoria.

Eso es lo que dice el presidente off the record. Y lo sostiene por un simple motivo: el único club que podía pagar ese dinero era el PSG, que acaba de contratar a Neymar.

Por tanto, Cristiano se tendrá que quedar. Y pelear por seguir siendo el mejor del mundo pese al acoso incansable de Marco Asensio, la auténtica joya del madridismo.