Florentino Pérez destroza al Barça en una cena en Madrid (recaditos para todos)

stop

El presidente pone firmes a los culés

Florentino Pérez hace sitio en el vestuario para los futuros fichajes | EFE

09 de febrero de 2017 (11:03 CET)

El día de la marmota. Cada año lo mismo y ya van cuatro seguidos. El mismo debate ale a la palestra cuando el FC Barcelona llega a la final de la Copa del Rey. ¿Dónde se juega la final?

Por supuesto, el mejor sitio es el Santiago Bernabéu. Con espacio para todos los aficionados y acorde con los tiempos que corren.

Basta con pasear por los estadios de España para ver que son pocos los que están en condiciones de acoger una fiesta de este calibre. Tampoco algunos de los que la acogieron en los últimos años. Véase Mestalla, por ejemplo. Un estadio que necesita urgentísimamente una renovación.

Pero Florentino Pérez ya empezó a mover los hilos para impedir una vez más que el partido se dispute lejos de Chamartín.

El madridista avisó de que no atenderá a las presiones que sufrió en los últimos años. No quiere una fiesta independentista en el estadio de la capital. No permitirá que el eterno rival venga a reírse del Madrid a su propia casa. Las intenciones de los barcelonistas no pasan por otra cosa que no sea el recochineo.

Otros años el presidente buscó la excusa perfecta. Obras en los baños, algún que otro concierto… Esta vez simplemente dijo que no quiere, ni él, ni los dueños del club.

Así lo expresó en una cena con parte del entorno madridista. Fue rotundo en este aspecto y quiso que el mensaje llegara a todos los estamentos responsables de la organización.

 Descartó definitivamente poner su estadio para la final. Sin excusas. Terminó con las polémicas de cada año. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad