Cristiano Ronaldo apunta y dispara| EFE

Florentino Pérez despelleja a un crack del Real Madrid en Getafe (y ojo al show de Cristiano Ronaldo)

stop

El presidente del Real Madrid estalla con el mal partido de sus jugadores

14 de octubre de 2017 (18:21 CET)

Flojo partido de fútbol el que se vivió en el Coliseum Alfonso Pérez este sábado (1-2). El Getafe hizo su papel, proponiendo un encuentro trabado al Real Madrid. Y casi se lleva premio.

Los pupilos de Zidane no estuvieron finos. Salvo el tramo final del primer tiempo, en que llegó el gol de Karim Benzema para poner fin a su prolongada sequía goleadora, los blancos estuvieron muy torpes. Espesos y pesados.

El juego del Madrid fue un auténtico despropósito. Cristiano Ronaldo no daba una y falló un tanto a portería vacía. Lo mejor que hizo fue un pase de tacón que a punto estuvo de aprovechar el delantero francés y una gran jugada para poner el 1-2 definitivo.

Cristiano se desmarcó de dos jugadores con un cambio de ritmo y aprovechó un centro sensacional de Isco, que entró como revulsivo desde el banquillo.

Ronaldo explotó con el gol. Se puso a gritar como poseído, movido por la rabia acumulada de tantos partidos sin anotar en el campeonato doméstico. Ni siquiera hizo su habitual “Siuuuuu”.

Curiosamente, los dos goleadores por excelencia del Madrid se estrenaron en Liga ante el Getafe en la octava jornada del torneo. Otro aspecto inusual.

Tras el encuentro, Ronaldo dio la mano a tan solo tres futbolistas rivales y marchó a toda prisa hacia el vestuario. No quería relacionarse con nadie. Seguía muy molesto.

Zidane corta cabezas

Tampoco estuvo fino Lucas Vázquez, que se emborrachó de balón en distintos momentos del choque, ralentizó el juego y perdió balones. Terminó siendo relevado por Isco. Solo Benzema y Asensio sostenían a los blancos.

Marcos Llorente, titular por vez primera en la posición de Casemiro, estuvo superado en todo momento. Como el alocado Achraf Hakimi, en banda derecha.

Pero lo más clamoroso fue la defensa. Y, en concreto, Sergio Ramos. El camero volvió a estar despistado, lento y poco acertado. Hasta el punto que falló en el gol del Getafe tocando un balón que finalmente Molina mandó a las mallas de Kiko Casilla (Keylor Navas está lesionado).

Florentino Pérez hace tiempo que lo avisa: Ramos no está como el año pasado. Descentrado, el de Camas genera demasiado peligro al Madrid. Jugó con náuseas por una mala noche, pero impuso su concurso a Zidane cuando no estaba ni para el banquillo. El poder del de Camas preocupa a un Florentino que terminó de los nervios por el encuentro del capitán. 

Reunión inminente

Se prevé una reunión próximamente entre Zidane y Florentino para hablar sobre la condición del equipo. Y también se sondeará algún fichaje para la defensa.

Como nota a tener en cuenta, el Madrid sigue cada vez más de cerca a José Giménez, del Atlético. El uruguayo termina contrato el próximo 30 de junio. El Barça también está atento. Y, como siempre, en la recámara están Marquinhos, Laporte e Iñigo Martínez.