Florentino Pérez no quiere perder el tiempo | EFE

Florentino Pérez corta una cabeza por carta (y acorrala al Barça)

stop

El presidente blanco mueve los hilos en la sombra

07 de septiembre de 2017 (11:29 CET)

Se planta. La sanción de cuatro partidos a Cristiano Ronaldo por el empujón a De Burgos Bengoetxea en el choque de ida de la Supercopa de España ante  el FC Barcelona ha desatado el mosqueo de los responsables del Real Madrid, y en especial de Florentino Pérez.

El presidente considera que el trato con el portugués no ha sido justo y que el estamento arbitral se ha ensañado con el futbolista.

Una opinión que el presidente blanco, según publica Ecodiario, ha hecho llegar mediante una carta José Luis Larrea, presidente interino de la Real Federación Española de Fútbol, estamento del que dependen los árbitros de LaLiga.

Molesto

En ella, el dirigente madridista expresa su malestar respecto a este asunto y apunta al Juez Único de Competición y al Comité de Apelación, a los que acusa de extralimitarse en sus funciones.

En opinión de Florentino, la acción –reprobable- de Cristiano fue precedida de un error arbitral, lo que debería haber restado gravedad a la situación.

Asimismo, el presidente reclama a los responsables de la RFEF un cambio en el organigrama del área arbitral, que incluye la figura del presidente del Comité Técnico de Árbitros, Victoriano Sánchez Arminio, al que muchos han señalado por haber sido el instigador de muchas ayudas al FC Barcelona.

Momento de cambios

Pérez señala además que la salida de Ángel María Villar y compañía por presunto fraude es el mejor momento para aplicar cambios en la cúpula de la institución.

Con todo, el empresario blanco avisa de que no piensa acudir a las Juntas Directivas que organice la RFEF hasta que no se remodelen los organigramas de la parcela arbitral.

No obstante, el movimiento de Florentino puede convertirse en un arma de doble filo para el Real. Tanto se pueden producir los cabios que reclama el mandatario como pueden enturbiarse más unas relaciones que hace meses que no atraviesan su mejor momento.