Florentino Pérez corta una cabeza galáctica en el Real Madrid para fichar a Mbappé | EFE

Florentino Pérez corta una cabeza galáctica en el Real Madrid para fichar a Mbappé

stop

El presidente blanco toma una decisión conflictiva

25 de julio de 2017 (20:54 CET)

Conflicto a la vista. El Real Madrid es una olla a presión. A cinco días del primer mes desde que se abriera el mercado de fichajes, los blancos ya han firmado seis bajas. Y la séptima está al caer.

Pepe, Coentrao, Mariano –ocho millones–, James Rodríguez –10–, Danilo –30– y Álvaro Morata –80– han dejado 128 millones de euros en las arcas del club blanco. Casi nada.

Las llegadas, en cambio, han costado mucho menos dinero: Theo Hernández (30), Dani Ceballos (17), Jesús Vallejo, Marcos Llorente y Borja Mayoral.

Tan solo falta concretar el gran bombazo. Todo el mundo tiene su nombre en la punta de la lengua: Kylian Mbappé.

Las últimas informaciones apuntan que ya existe acuerdo para cerrar la operación: un montante final de entre 160 y 180 millones de euros.

El Mónaco venderá muy cara la piel de su gran estrella, de tan solo 18 años. Es la promesa, el crack emergente. Sin embargo, deberá cargar una gran presión sobre sus hombros.

Florentino Pérez no ha negado el interés en Mbappé, pero dice que es una decisión de Zidane. ¿Vale la pena pagar tanto por un jugador tan joven que, seguramente, tendrá que chupar banquillo?

Es la gran pregunta. Parece obvio que si se convierte en el fichaje más caro de la historia es para tener minutos. Pero la política del club con los más jóvenes pasa por tener paciencia.

No hay sitio para todos

La disyuntiva está sobre la mesa y deja a un galáctico en el punto de mira. Si Mbappé llega al Madrid para desempeñar el rol de súper estrella, alguien tiene que salir.

Morata se ha ido, pero no era titular. La BBC sigue siendo intocable, en teoría. Sin embargo, dos de sus componentes están señalados.

Tanto Gareth Bale como Karim Benzema podrían tener las horas contadas. Mbappé dejaría su titularidad a elección de Zidane. Y el galo tiene predilección por su compatriota.

Bale sería el principal señalado, ya que Cristiano Ronaldo se ha ganado el cielo. El luso hará una transición paulatina, pensada para que Marco Asensio vaya ganando minutos.

La situación es de máxima tensión ya que a todos estos jugadores hay que sumar, también, el gran momento de Isco. Demasiados posibles titulares y muy pocas posiciones. Rodarán cabezas.