Florentino Pérez corta tres cabezas en el Real Madrid (y manda un mensaje bomba a Zidane)

stop

El presidente blanco explota ante una situación que viene avisando desde hace meses

Zidane elige al relevo de Gareth Bale (¡Y no te lo imaginas!)   | EFE

08 de abril de 2017 (18:28 CET)

Florentino Pérez lo viene avisando desde hace meses. Algo falla en el Real Madrid. Tras una primera vuelta triunfal, el cuadro blanco lleva mucho tiempo apagado.

El equipo es tan potente que suelen mantener la inercia ganadora pese a no jugar bien. Hasta que llega un rival rocoso como el Atlético de Madrid.

Entonces faltan ideas, algunos jugadores sufren cortocircuitos y llega el fallo de cadete que provoca el gol del empate (1-1). Y dos puntos menos.

El presidente del Madrid lanzó un ultimátum a Zidane hace algunas semanas: si se pierde la Liga habrá represalias.

Ahora, el Barça depende de sí mismo para igualar en puntos a los blancos. Los de Luis Enrique deben ganar en Málaga.

Si lo consiguen, al Madrid tan solo le quedará la ventaja de tener un partido menos, contra el Celta. Y al Barça, la esperanza de poder ganar en el Bernabéu.

La Liga se pone al rojo vivo y Florentino, que lleva cuatro años sin levantarla, ve que puede llegar el quinto.

Es por ello que el presidente blanco ha pasado a la acción. Además del mensaje bomba a Zidane para que se ponga las pilas ha exigido tres cabezas.

La BBC está muerta

Florentino quiere cortar el cuello a los tres cracks del equipo. Una vez más, la BBC demostró estar desorientada. El Madrid es peor con los tres de arriba.

Cristiano Ronaldo fue el único que generó alguna buena opción. Sin embargo, el luso está muy lejos de ser el líder que cobra 40 millones de euros.

Karim Benzema, insípido, tuvo dos acciones mal resueltas. Aunque los disparos fueron a portería. Demasiado fáciles para Jan Oblak.

El peor de los tres fue Gareth Bale. El galés está totalmente desaparecido desde que regresó de su lesión. No juega a nada. Con él, el Madrid está con 10.

Lo más vergonzoso para el presidente es que Pepe fue el goleador del equipo. Un jugador que está más fuera que dentro, prejubilado, porque la directiva no le quiere dar dos años más de contrato a pesar de llevar 11 temporadas en el club.

El defensa portugués, de 34 años, marcó de cabeza el gol que abría la lata ('52). Pero Griezmann puso el empate final en un duelo soporífero ('85). 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad