El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. EFE/Emilio Naranjo

Florentino Pérez coge un avión (y el destino no es París): el galáctico sorpresa

stop

El presidente del Real Madrid y el tapado que hace feliz a Zidane

27 de agosto de 2019 (12:55 CET)

Ojo porque parece ser que en las próximas horas el futuro de Neymar podría decidirse. O al menos dar pasos hacia delante. Y es que una delegación del Barça ha viajado a París pata intentar cerrar el acuerdo por el delantero del PSG.

No les será nafa fácil a los culés poder convencer a los galos. Desde la capital francesa ya han dejado claro que quieren muchos millones de euros para compensar el gasto que hicieron hace dos años y, además, que el Barça incluya a algún jugador en la operación.

Además, como bien saben en Madrid, el PSG prefiere mucho antes vender a su estrella al Real Madrid que al Barça, con lo que cualquier oferta que llegue desde Barcelona se conocerá en el Bernabéu.

Nasser Al Khelaifi UEFA | EFE

Nasser Al-Khelaïfi, muy amigo de Florentino Pérez, ya le ha hecho saber en los últimos meses que los blancos siempre tendrán una opción preferencial en la operación Neymar.

Florentino Pérez mueve ficha

Sin embargo parece que la prioridad ahora del presidente no es tanto la de hacerse con Neymar. De hecho, Florentino sabe que si finalmente da el paso, el PSG no le pondrá los mismos problemas para hacerse con Neymar que sí que le está poniendo al Barça.

Es por eso que ahora en el Bernabéu están centrando sus esfuerzos en otra batalla mucho más dura. Cuentan que emisarios del club blanco se han desplazada hasta Manchester con la intención de acercar posturas con el United para ver si pueden convencer a los ingleses y que abran las puertas a Paul Pogba.

Zinedine Zidane quiere a Pogba antes que a Neymar

Y es que el centrocampista francés lleva mucho tiempo en los más alto de la lista de prioridades de Zidane. El técnico galo le dejo muy claro a Florentino desde el primer día que Pogba es su fichaje galáctico para este verano.

Paul Pogba | EFE

Zizou considera que, a diferencia de Neymar, que parece haber llegado ya a su punto álgido, Pogba puede dar un salto de calidad definitivo si se rodea de grandes jugadores en un entorno favorable a su juego. Así lo demostró en el último mundial, donde ayudó, y mucho, a que Francia se hiciera con el trofeo.

Si bien Zinedine sabe que Ney aportaría gol y calidad arriba, el míster prefiere montar el equipo en torno a un centrocampista de recorrido y potencia como es su compatriota. Por su parte, Paul ya ha dejado claro en muchas ocasiones que sería un sueño para él estar en el Madrid y más en las manos de Zidane, todo un referente.

Si bien parece que el Tottenham acabará cediendo y es probable que el Madrid prepare un asalto final por Christian Eriksen, Zidane considera que, por mucho que acabe llegando el danés, Pogba debe ser la prioridad. Y parece que Florentino está ahora por la labor de contentar a su míster.

Entre otras cosas porque el empate del Real ante el Valladolid en el estreno liguero en el Bernabéu el pasado fin de semana ha hecho mucho daño. No son pocos los que apuntan en las redes y en el entorno del club blanco que, al menos hasta ahora, se está viendo al “Madrid flojo del año pasado” y que “la gran revolución ha sido recuperar a la vieja guardia…y no eso”.

Nueva ofensiva por Pogba

Florentino lo sabe y, entre la presión que esta recibiendo por parte de Zidane, y la que esta recibiendo por parte del entorno, ha decidido actuar. La idea es intentar que el United se baje del burro.

No va a ser fácil. Desde Old Trafford han dejado muy claro que Pogba no se va a mover a no ser que Florentino llegue con un cheque de 200 millones de euros, una cantidad que el Madrid, al menos de momento, ve como un imposible.

El jugador también está apretando a través de su agente, el polémico Mino Raiola, para que la directiva del United sea más ‘comprensiva’ en este sentido. El jugador considera que su etapa en la Premier se ha acabado y quiere marcharse al Real de Zidane.

Florentino ha intentando durante todo el verano suavizar la postura de los ingleses a base de meter jugadores en el traspaso. Incluso se habló de Gareth Bale como una opción importante, pero en Manchester se remiten a los 200 millones con la ‘excusa’ además de, al estar cerrado el mercado en la Premier, no poder fichar a nadie ahora para sustituir a Paul.

El Madrid sabe que tiene aun días para apretar aún más las tuercas y no sería la primera vez que Florentino Pérez da la campanada en el último minuto. La enésima ofensiva por Pogba ya ha empezado, con Zidane a la cabeza mientras mira de reojo la evolución del ‘caso Neymar’. Ojo que vienen curvas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad