Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez cierra el primer fichaje de enero para el Real Madrid

stop

El presidente ya tiene a su próximo galáctico a tiro

20 de diciembre de 2019 (11:55 CET)

Como ya hemos apuntado en muchas ocasiones en Diario Gol, Florentino Pérez tiene preparado un fichaje de altura para este próximo mercado invernal. Un fichaje que en las últimas 24 horas parece que ha dado otra paso adelante para consumarse.

Y ese no es otro que el de Christian Eriksen. El centrocampista del Tottenham está cada vez más cerca de aterrizar en la capital española. Entre otras cosas porque, tal y como apuntan desde Inglaterra, el propietario del club de Londres ya lo da por perdido.

Hace apenas unos días Daniel Levy, el máximo responsable del Tottenham, dejó muy claro que los caminos de Eriksen y de su club estaban muy cerca de distanciarse. Es más, abrió la puerta de par en par a abrir las negociaciones con diferentes clubs: “Sinceramente, no tenemos miedo de negociar con nuestros rivales. Mi opinión es que para un jugador renueve debe querer hacerlo”.

Christian Eriksen | EFE

Christian Eriksen, el fichaje de Florentino Pérez

Y Christian ha dejado muy claro en muchas ocasiones que no tiene intención alguna de renovar. Todo lo contrario. Ha rechazado todas y cada una de las propuestas que Levy le ha puesto encima de la mesa. Y ojo porque no han sido precisamente pocas.

Eriksen considera que su etapa en el Tottenham, equipo con el cual consiguió llegar de manera sorprendente a la final de la Champions el pasado año, debe finalizar. Su apuesta pasa ahora por hacer las maletas e ir a parar a un club en el que pueda ganar títulos importantes. Algo que en el Tottenham parece mucho más difícil.

Sabe que el Madrid lleva tiempo detrás de él, y quiere convertirse en un nuevo pupilo de Zinedine Zidane cuanto antes. Si bien es cierto que la idea de ir al Manchester United también está encima de la mesa, su prioridad es el Real.

Ya lo fue, de hecho, el verano pasado cuando, teniendo la posibilidad de ir a Old Trafford, esperó la llamada del Madrid hasta el último minuto. Una llamada que no llegó entre otras cosas porque Levy quería un cheque sustancial.

La operación con el Tottenham

Un cheque que no recibió, ni recibirá. Y es que la idea que tiene el presidente del Madrid es muy simple: no quiere pagar in un euro por hacerse con los servicios del danés. Es por eso que ha ideado una fórmula perfecta para el club.

Y esa no es otra que la de meter a alguno de los jugadores que Zidane ha ha descartado en la operación. Desde Londres están exigiendo un cheque de unos 20-25 millones de euros para dejar ir a Eriksen en enero. El plan de Florentino pasa por ahorrarse esa cifra metiendo a jugadores como Mariano, Brahim o incluso James Rodríguez en el traspaso.

Si lo ingleses se niegan a aceptar estos términos, el club blanco no tendrá problema alguno en esperar apenas seis meses más y llevárselo gratis. Teniendo en cuenta que el próximo verano apunta a ser uno de los más movidos en el Bernabéu en cuanto a cheques millonarios, todo lo que se pueda ahorrar Florentino será bienvenido.

En cualquier caso, lo que parece más que evidente es que, por un lado, la voluntad del centrocampista de llegar al Madrid es total y, por otro, que por mucho que el Tottenham se empeñe en forzar la máquina todo lo que pueda, tiene todas las de perder. O acepta un intercambio con algún descarte del Madrid ahora o verá como Eriksen se irá gratis en verano.

El nuevo Luka Modric

Un Eriksen que gusta, y mucho, en la secretaría técnica blanca. Si bien es cierto que Zidane sigue apostando por Pogba, reforzar a coste cero el equipo con un jugador de toque, trabajador, con inspiración, llegada y capacidad de último pase como es el danés es una idea que gusta mucho en la T-4.

Pogba Eriksen

Y más teniendo en cuenta que lo más probable es que Luka Modric acabe abandonando la disciplina del Madrid al finalizar esta temporada. Con Casemiro, Kroos y Fede Valverde como titulares fijos, la llegada de Eriksen podría reforzar aún más un centro del campo que, en ocasiones grandes como pudimos comprobar el pasado miércoles en el Camp Nou, Zidane suele poblar con cuatro jugadores.

Un nuevo Modric (salvando las distancias) que llegue gratis y con ganas de ganar títulos es un plan perfecto para un Florentino que sabe que juega con el tiempo a su favor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad