La vuelta de Gareth Bale ha puesto patas arriba el vestuario blanco | EFE

Florentino Pérez cierra el precio de venta de Gareth Bale (¡Alucinarás!)

stop

El presidente blanco pacta la salida del británico

11 de diciembre de 2017 (09:56 CET)

En su casa. Allí volvió a ver Gareth Bale el partido que este sábado disputó el Real Madrid contra el Sevilla en el Santiago Bernabéu (5-0). El galés volvió a vestirse de corto ante el Fuenlabrada después de superar su segunda lesión esta temporada. Pero al término del choque sintió molestias y este sábado sumó su tercera convocatoria consecutiva fuera del equipo.

En la T4 del Santiago Bernabéu ya estaban con la mosca tras la oreja con el británico el pasado verano. Bale sumaba más de 250 días de baja desde que llegó a Chamartín en el 2013 y muchos en el club señalaron que lo mejor era quitarse de encima al chico de cristal de Murano.

El protegido del presidente

Pero Florentino Pérez se negó. El presidente todavía tenía esperanzas de que su galáctico explotara en el club madridista. De hecho, el presidente lo fichó para ser el relevo generacional de Cristiano Ronaldo.

Ramón Calderón y de Pedrag Mijatovic fueron los que ficharon al luso antes de que Florentino asumiera la presidencia en su segunda etapa, y el empresario quería que el jugador franquicia del equipo fuera un fichaje suyo. Y contrató a Gareth para convertirse en el heredero del trono a corto/largo plazo.

Pero cuatro años y medio después de su llegada, su alzamiento como líder ha sido imposible. Las lesiones constantes del de Cardiff y el rendimiento de CR7 tanto dentro como fuera del terreno de juego han impedido la explosión del atacante blanco.

Tanto es así que Florentino ya asumió que lo mejor para el jugador y el equipo era darle salida. Pero no será nada fácil.

Sin destino

Gareth solo saldrá si es para ir a un grande, y no son muchos en Europa dispuestos a pagar por su traspaso. Y menos por lo que pide Florentino.

El dirigente invirtió más de 100 millones de euros en su traspaso y no tiene intenciones de dejarlo salir por mucho menos. Su precio de salida son 90 ‘kilos’. Pero a ningún pez gordo le interesa ese anzuelo.

Los únicos clubes dispuestos a abrirle las puertas son el Manchester United y el Tottenham. José Mourinho, por su parte, ya mostró su interés en verano, así como Mauricio Pochettino se deshizo en elogios hacia el futbolista recientemente.

“Es un jugador fantástico. Lo vi cuando jugamos allí. Él siempre se mantuvo en contacto con las personas que trabajaron aquí en el pasado. No tengo ninguna relación cercana con él o las personas que le rodean. Pero nunca se sabe que sucederá en el fútbol”, declaró el técnico argentino.

No obstante, los responsables de ambos equipos no piensan mover ficha por el precio que pretende Florentino. En Manchester no tiene intenciones de negociar, mientras que los Spurs soltarían como mucho 60 millones de euros