Florentino Perez | EFE

Florentino Pérez cierra el fichaje para el Real Madrid: casa, contrato y presentación en enero

stop

El presidente del Real Madrid ata una operación para el mercado invernal

09 de septiembre de 2019 (14:07 CET)

Paul Pogba ha sido uno de los nombres que más han sonado en el Real Madrid durante el pasado verano. El centrocampista del Manchester United era un de las prioridades de Zinedine Zidane desde que aceptó regresar al equipo blanco y no ha dejado de insistir por su incorporación desde entonces.

Cuando Florentino Pérez llamó a Zidane para  que cogiera el relevo a Santiago Solari, el francés aceptó bajo algunas condiciones. La más importante: que le dieran poder para decidir sobre la configuración de la plantilla. Y puso dos nombres sobre la mesa: el de Eden Hazard y el de Paul Pogba. De hecho, al belga ya lo había pedido en su primera etapa.

Pero el verano terminó y solo el belga ha terminado vistiendo de blanco. El ex del Chelsea fue de los primeros fichajes del mercado estival. Pero el francés sigue donde estaba: en el Manchester United.

Florentino no quiere problemas

El presidente no estaba dispuesto a aceptar lo que implicaba formar al galo. Por un lado, consideraba sobrevalorados los 180 millones de euros que querían los red devils. Por otro, Pogba quería una ficha igual o superior a los 17 millones de euros que gana en el United, y acceder a sus deseos hubiera generado un desequilibrio muy peligroso en la escala salarial de la plantilla. Cracks como Sergio Ramos o Karim Benzema, que hace tiempo que esperan una mejora, no hubieran aceptado que después de Hazard llegara otro crack que se les pusiera por encima en cuestiones de sueldo.

Sergio Ramos | EFE

Y negociar con Mino Raiola es algo que Florentino prefiere ahorrarse. El ‘presi’ sabe bien como se inflan las operaciones cuando el agente italiano está por el medio. Se comenta que 22 de los 180 millones de la operación eran para él.

Planes B y C a Pogba

Así las cosas, Florentino tenía dos efectivos en la recámara. Ficharlos y pasar de Pogba habría sido visto por Zizou como un atentado a su autoridad sobre la plantilla y Pérez no podía mover ficha. Pero ahí los tenía.

Uno es Christian Eriksen, del Tottenham, al que tenía casi hecho. El jugador ya había dado el “ok” y solo quedaba negociar el precio final con los Spurs, que lo hubieran dejado salir a un precio low cost. El jugador tiene contrato hasta junio de 2020 y a partir de enero podrá negociar con cualquier club. Y antes de dejarlo salir gratis hubieran aceptado una cifra de no más de 80 millones de euros.

Christian Eriksen | EFE

Ahora, si el mandatario sigue queriendo contar con el danés, tendrá que preparar una oferta estratosférica para enero que deje en la cuneta a otros postores como la Juventus de Turín o el FC Barcelona, que también andan tras su pista. Además, Eriksen está dolido con el pasotismo de Florentino este verano. Todavía está esperando el gesto del Real hacia el Tottenham por su fichaje. Y al mandatario no le quedará otra que compensarlo económicamente.

Van de Beek, a tiro

Sin embargo, por lo que no tendrá que esperar es por la otra bala que tiene en la recámara: Donny van de Beek, del Ajax de Ámsterdam. El holandés también había dado luz verde a su traspaso. Ya había acuerdo en su contrato e incluso le habían recomendado algunas de las mejores zonas de la capital para buscar domicilio, mientras que el Ajax ya le había puesto precio. Por 70 millones estaban dispuestos a salir.

Como decíamos, tirar por la tangente no hubiera gustado un pelo a Zidane, que ha seguido insistiendo por Pogba hasta el último día de mercado. Pero en el mercado invernal la cosa cambia.

Pogba se aleja; Van de Beek se acerca

Se conoce que Pogba está en conversaciones con el United para mejorar su contrato, lo que lo aleja más del Madrid y deja vía libre al fichaje de Van de Beek en enero. Las condiciones por el holandés se mantienen, y por el jugador del Ajax no habrá que esperar al próximo verano ni pelear con otros clubes.

Si las cosas mejoran en gran medida de aquí a diciembre, en la planta noble se plantearán dejar la operación en stand by. Pero en la cúpula ya buscan fecha de presentación en enero por si el panorama es el mismo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad