Florentino Pérez| EFE

Florentino Pérez cierra el fichaje del verano con una sorpresa final

stop

El presidente prepara una operación para los próximos siete días

30 de julio de 2019 (13:34 CET)

Imposible”. Así es como lleva semanas definiendo Florentino Pérez el fichaje de Paul Pogba, del Manchester United.

El Real Madrid lo tiene todo cerrado con el jugador. El centrocampista francés ya ha dado el “ok” a las condiciones que le propone el club merengue. Y el entendimiento entre el jugador y Zinedine Zidane también. El galo está decidido a firmar por el Madrid y ponerse a las órdenes del míster.

El Manchester United no se mueve en sus pretensiones

Sin embargo, el United sigue son poner las cosas fáciles. De hecho, de los 180 millones de euros que pedían por sus servicios subieron a los 200, ante la insistencia del jugador por salir y del Madrid por ficharlo.

 

De ahí que Florentino haya estado moviendo hilos con Christian Eriksen. Una operación que sería mucho más asequible y que no provocaría problemas en la escala salarial  de la plantilla.

Florentino Pérez no pierde de vista a Eriksen

Por un lado, porque su fichaje costaría mucho menos que el de Pogba. Eriksen termina contrato con el Tottenham en junio de 2020 y si el jugador no renueva los Spurs estarán obligados a vender si no quieren verle salir el año próximo con la carta de libertad.

 

Por otro, el sueldo de Eriksen no sería tan elevado como el que le tienen que poner a Pogba. Aunque Pogba se rebaje el sueldo sigue siendo mayor que la nómina que cobraría el jugador del Tottenham. Un detalle que además ahorraría muchos problemas a Florentino con los pesos pesados como Sergio Ramos, Karim Benzema o Luka Modric que hace tiempo que esperan una mejora de contrato.

Eriksen da el “ok”

Por su parte, el crack de Pochettino también habría dado luz verde a la propuesta del Madrid. Y en el club británico lo saben.

Tal es el temor en Londres de que el Real se lleve a Eriksen que el presidente del club británico, Daniel Levy, ya avisó a Florentino en un encuentro en Madrid. Durante un evento organizado por la UEFA como previa de la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano le advirtió de que pondría todos sus esfuerzos en retener al crack.

Y Pérez, que huele la sangre a la legua, es consciente de que el momento para hacerse con Eriksen es ahora.

Christian Eriksen | EFE

Zidane solo quiere a Pogba

Pero Zidane sigue insistiendo en la operación Pogba. Y Florentino no dará un paso en falso sin contar con el míster. Una de las condiciones que le prometió en su regreso es que le dejaría crear la plantilla a su gusto, y no quiere crear  un conflicto cuando todavía no ha empezado la temporada. Y es que tirar para adelante con el fichaje de Eriksen sin contar con ZZ puede ser fatal para las relaciones entre el ‘presi’ y el míster.

Por eso, a pesar de que ha intentado hablar con Zidane y hacerle entender que la contratación del galo es prácticamente imposible, realizará una última ofensiva por Pogba.

La última oferta por Pogba

Será la última porque sabe que después del 8 de agosto, día en el que cierra el mercado estival en la Premier League, el Manchester no dejará salir a Pogba, pues no podrán fichar a un relevo.

Una oferta que incluye un crack del Madrid y una suculenta cantidad de dinero. Concretamente, está dispuesto a poner 120 millones de euros sobre la mesa más Gareth Bale.

Gareth Bale | EFE

La mentira de Bale

El galés es uno de los descartes de Zidane. En los últimos días se había suavizado la situación. Después de que el técnico lo dejara en la grada en el estreno en la pretemporada del Madrid, desde el club dijeron que el jugador estaba negociando su salida, lo que habría obligado a ZZ a no contar con él. Y de ahí que volviera a jugar en el siguiente encuentro. Fue la forma que encontraron los responsables de no restar poder a Zidane y recuperar al de Cardiff. Con esta fórmula no habrían culpables, manteniendo la autoridad del técnico y facilitando la reincorporación de Gareth al equipo.

Pero la realidad es que la decisión de dejar fuera a Bale fue exclusivamente del técnico. No quiere ni verlo en el vestuario. Y el que no haya viajado con el equipo para jugar contra el Tottenham es una prueba más de que Bale es un bulto sospechoso en el Madrid.

La propuesta de Florentino Pérez

Así, teniendo en cuenta que el Real tasa al extremo en 80 millones de euros, consideran que con los 120 ‘kilos’ adicionales cubren los 200 millones que reclama el United. E incluir a Bale en la operación sería una buenísima sorpresa final para Zidane.

Veremos hacia donde mueven ficha los red devils. Y también si Bale acepta entrar en la operación, pues no le atrae la idea de jugar en un equipo que el año que viene no disputará la Champions League. Se avecinan movimientos inminentes en Concha Espina.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad