Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez cierra el fichaje de urgencia de 40 millones para enero

stop

El presidente del Real Madrid reacciona ante el mal momento del conjunto blanco

20 de septiembre de 2019 (12:55 CET)

Florentino Pérez no es que sea un tipo de presidente que tenga la paciencia como una de sus mejores virtudes. El máximo responsable del club blanco ya ha demostrado en muchas ocasiones que, si las cosas se tuercen, no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones drásticas. Sin ir más lejos, la temporada pasada el Madrid tuvo tres entrenadores diferentes en apenas siete meses.

Un cambo de rumbo (o varios en este caso) que no siempre es sinónimo de éxito. De hecho, no son pocos los que ya avisan que, por mucho que fuera Zidane el elegido por Florentino para sacarle las castañas del fuego la temporada pasada e intentar hacer olvidar los malos resultados, el mal inicio de temporada de los blancos puede acabar costando la cabeza del galo.

Pero Florentino no tiene tan solo una lista de nombres ya preparada por si tiene que destituir a Zidane. Tiene también un objetivo que, a diferencia de otras épocas, se antoja ahora más que indispensable. Y ese no es otro que reforzar el equipo en el mercado de invierno, un mercado que tradicionalmente no ha sido precisamente muy activo en el Bernabéu.

Zidane

El fichaje de Florentino Pérez

Y ahí aparece de nuevo un nombre que ha estado en la agenda del Madrid durante todo el verano: Christian Eriksen. El delantero danés del Tottenham ya ha dejado muy claro que su idea es salir de Londres. Al menos del equipo que dirige Mauricio Pohettino.

Eriksen considera que ya ha tocado techo en el Tottenham y que es el momento de dar el salto a un equipo de mayor envergadura. Es por eso que el centrocampista para tener muy claro que no va a renovar con los ingleses.

Es ahí donde Florentino tiene una oportunidad. El danés acaba contrato en próximo verano por lo que, una vez se cierre este mercado de invierno podrá negociar libremente con cualquiera siempre que no haya renovado.

Daniel Levy, el propietario del Tottenham lo sabe, y sabe también que, si quiere sacar algo de dinero por Christina, tiene en apenas unos meses su última oportunidad. Es por eso que, tal y como cuentan desde la capital inglesa, el club está dispuesto a negociar una salida por una cantidad cercana a los 40 millones.

Una cantidad que, eso sí, Pérez considera que pude rebajar incluso hasta los 25 o 30 millones. Entre otras cosas porque, al margen de jugar con el factor tiempo a su favor (el Madrid podría esperar seis meses más y hacerse con Eriksen gratis en verano), el jugador ha mostrado muchos interés en vestirse de blanco cuanto antes.

Un nombre, el de Eriksen, que gusta y mucho en la zona noble del Bernabéu. Sobretodo por do motivos. El primero, obviamente, por su bajo coste. El segundo por que, al contrario que el gran deseado de Zidane, Paul Pogba, el danés es un tipo de perfil bajo, trabajador, que no alza la voz y que demuestra en el campo lo buen futbolista que es sin tener un entorno mediático ni tóxico.

Un refuerzo para el centro del campo

Y es que es en el centro del campo donde el Real está sufriendo más en este inicio de temporada. Es la línea que, tras una planificación de la temporada cuanto menos arriesgada, más floja está.

Christian Eriksen | EFE

Si bien es cierto que quizás el problema más grave para Zidane es que no tiene en su plantilla (ojo, porque así lo ha querido él) un relevo natural de Casemiro, los jugadores de enganche (Kroos, Modric, Isco, James) no están (los que no están lesionados) a un buen nivel.

El único que parece haber dado un paso adelante es James, pero en el Madrid saben que el colombiano no es un tipo precisamente regular y que es probable que tenga bajones serios durante el año.

No fue otro que Pedja Mijatovic, una de las estrellas históricas del Madrid y un hombre que ha formado parte del club una vez retirado de los terrenos de fútbol, el que dejó muy clara su opinión al respecto tras el drama ante el PSG.

“Desde el minuto uno el Real Madrid no estaba metido en el partido. Tenía muchas dificultades y una distancia tremenda entre defensa y ataque. Los jugadores del PSG recibían el balón sin ninguna marca y cuando un equipo te deja jugar, todos parecen unos fenómenos. El Real Madrid tiene que mejorar y mucho. Todavía hay tiempo, pero no veo a un jugador o algo que pudiera hacer reaccionar al equipo”, apuntaba el de Montenegro.

Cada vez son más las voces como la de Pedja que instan al club a dar un paso adelante en ese sentido en el mercado de invierno. Florentino lo sabe, y tiene a Eriksen muy a tiro. Veremos si toma o no la decisión final de ficharlo. Muchos lo harían con los ojos cerrados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad