Zinedine Zidane y Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez cambia a Neymar y Mbappé por un capricho de Zidane en el PSG

stop

El presidente elige crack en el conjunto francés

23 de abril de 2019 (12:08 CET)

Kylian Mbappé es uno de los objetivos del Real Madrid para la temporada que viene. El nombre del delantero francés está marcado en rojo en la lista de preferencias de la secretaría técnica para el próximo curso.

Florentino Pérez preferiría a Neymar Jr. El brasileño siempre ha sido una de las debilidades del presidente blanco. Lo es desde que el delantero carioca pisó por primera vez la Ciudad Deportiva de Valdevebas cuando solo tenía 14 años. El carioca es la espinita clavada del mandatario.

Pero Mbappé le ha tomado la delantera en la lista de prioridades merengues. En la T4 del Santiago Bernabéu destacan que es más joven, con mayor proyección y empieza a tener mayor mercado que el carioca.

Neymar y Mbappé | EFE

Mbappé, el gol y el liderazgo que necesita el Real Madrid

El atacante galo es al galáctico que ven con el perfil ideal para cubrir el vacío que dejó Cristiano Ronaldo. Tanto en cuanto a repercusión mediática como a rendimiento sobre el terreno de juego. Le ven más que capacitado para liderar el nuevo proyecto blanco, así como un importante olfato goleador. Es decir, con Kylian recuperarían lo que se perdió con CR7 y que nadie en el equipo ha sido capaz de cubrir.

En la parcela goleadora, Benzema es el único que está dando la cara. Y lo hace ahora, pues hasta el regreso de Zidane protagonizó su temporada más irregular y la tercera menos productiva de las diez que lleva en Chamartín. Y tampoco Mariano Díaz ha sido la solución al problema de gol.

Mientras tanto, los jugadores como Gareth Bale o Marco Asensio, llamados a ser el relevo del luso en la referencia del equipo, han sido un fracaso total. El galés sigue sin dar ese paso adelante que se espera desde hace tiempo. Y Asensio ya dejó claro hasta donde llega su compromiso cuando dijo aquello de que no era él el que tenía que tirar del carro.

Mbappé se complica

Sin embargo, el fichaje de Mbappé se presenta muy complicado para el Madrid a día de hoy. El propio jugador dijo este fin de semana, tras el choque entre el Paris Saint-Germain y el Mónaco (3-1), en el que anotó un hat trick, que se quedaba en el PSG.

Sí es cierto que añadió que vería al Madrid desde casa como “admirador”, pero por mucho que le guste el Real, Nasser al Khelaïfi no le dejará salir.

El fichaje de Mbappé, en stand by

Así, a los merengues solo le quedan dos fórmulas factibles. Una pasa por soltar un montante cercano a los 300 millones para intentar convencer al mandatario catarí. La otra, y que cada vez cobra más peso en el club de la capital, pasa por esperar al año que viene, cuando el fichaje de Mbappé podría ponerse a tiro.

El delantero galo termina contrato en 2021, lo que podría llevar al PSG a sentarse a negociar por la venta de Mbappé el próximo verano. Al Khelaïfi se planteará venderlo antes de que no renueve y tenga que dejarlo salir con la carta de libertad. Será entonces el momento de acometer su fichaje.

Florentino (y Zidane) cambian a Mbappé por estos cracks

Sin embargo, en el Madrid no pierden de vista la plantilla del PSG, donde hay más de un jugador que interesa en Chamartín. Jugadores por los que en el club francés sí estarían dispuestos a sentarse a negociar por un precio más asequible de lo que costaría hoy por hoy Mbappé.

Draxler suena con fuerza

Uno de ellos es Julian Draxler. El centrocampista alemán hace tiempo que está en la agenda de Florentino y podría ser una incorporación perfecta para cubrir las posibles bajas de Toni Kroos o Luka Modric.

Julian Draxler | EFE

Como viene recogiendo Diario Gol desde hace tiempo, al alemán hace tiempo que le han llegado cantos de sirena del Manchester City, y tras ganarlo todo en el Madrid vería con muy buenos ojos cambiar de aires. Su salida es una de las opciones que hay sobre la mesa.

Mientras tanto, Modric todavía espera la mejora de contrato que le prometió Florentino el pasado verano. El croata tenía una oferta muy interesante del Inter de Milán, pero el presidente quiso evitar una tercera fuga tras las salidas de Cristiano y de Zidane y le aseguró una subirá de sueldo.

Pero esta no se produce y si no llega en las próximas semanas, Luka no dudará en abandonar la disciplina blanca. Sabe que no tendrá muchas oportunidades más de firmar un último gran contrato.

Así las cosas, el germano cumple a la perfección con lo que necesita el equipo en la medular. Un centrocampista ofensivo que nutra de balones a los delanteros. Y por entre 40 y 50 millones entre fijos y variables Florentino se llevaría al crack de París.

Edinson Cavani, en el punto de mira

Pero Draxler no es el único objetivo. Edinson Cavani también está a tiro. El PSG lo ha declarado transferible y en Concha Espina le ven como un futbolista muy interesante para adquirir el rol de segundo de Benzema. O incluso para jugar junto al francés, pues como dijo Zidane, el 4-3-3 podría haber pasado a la historia. Y por menos de 50 millones el Real se haría con sus servicios.

Cavani, por su parte, quiere algo más que ser el suplente de Karim, con lo que el cambio de sistema favorecería el “sí” del uruguayo. Si no lo hay, Florentino tendrá que buscar otras fórmulas para convencerlo.

Marquinhos, un nuevo crack para la defensa

El otro pretendido por el Real Madrid es Marquinhos. Jesús Vallejo tiene pie y medio fuera del equipo. Las continuas molestias y su bajo rendimiento le han condenado con Zidane, que no cuenta con él para el próximo curso. Y tampoco con Nacho Fernández, que a sus 29 años sigue sin pasar de ser una eterna promesa. Está bien para tapar agujeros, pero poco más.

Marquinhos

Y tampoco Raphaël Varane tiene el futuro asegurado en el Madrid.  El galo no esconde sus deseos de cambiar de aires. Lleva ocho años en el Real y, como Kroos, lo ha ganado todo de blanco. Quiere nuevos retos.

Y Marquinhos se presenta como un relevo muy interesante para el nuevo Madrid de Zidane. El jugador sabe que en Chamartín encontrará los éxitos que no alcanza en el PSG. Y por unos 60 millones podría vestir de  blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad