Zidane y Florentino Pérez| EFE

Florentino Pérez cambia a Mourinho por un sustituto bomba para Zidane

stop

El presidente del Real Madrid elige aun técnico sorpresa para relevar al francés

26 de octubre de 2019 (19:05 CET)

Este sábado será recordado como el día del Clásico que no se jugó. FC Barcelona y Real Madrid estaban citados a las 13 horas en el Camp Nou, pero el partido fue aplazado por los problemas que se viven estos días en Barcelona. La Federación Española de Fútbol consideró que no se podía garantizar la seguridad de todos y propuso aplazarlo. Como si los problemas no se pudieran reproducir el próximo 18 de diciembre, nueva fecha impuesta para el Clásico.

Un partido que apuntaba a ser el juicio final para Zinedine Zidane. Para el técnico galo era un examen final que le hubiera confirmado unos cuantos meses más al frente del Madrid o que le hubiera fulminado de forma definitiva. La historia pintaba igual que hace exactamente un año, cuando Julen Lopetegui fue destituido después de perder por 5-1 en el Camp Nou y después de un inicio de temporada nefasto.

Zidane no es suficiente

Zidane ya no empezó con buen pie el curso pasado, cuando cogió las riendas de un Madrid en descomposición. De los once partidos que dirigió el técnico, los blancos ganaron cinco partidos, pero perdieron cuatro y empataron dos. No fue el revulsivo esperado. Y la pretemporada tampoco dejó mejores sensaciones.

El Madrid cerró el periodo de preparación con tres derrotas, dos empates y solo dos victorias. Y todo ello ofreciendo un juego que no auguraba nada bueno para este curso. Y no está siendo de otra forma.

El peor inicio del Real Madrid

El Real anda segundo en la clasificación por debajo de uno de los peores Barças de los últimos años. Y en la Champions es segundo por los pelos gracias a la victoria por la mínima del pasado martes en Estambul ante el Galatasaray. Un partido en el que volvieron a ofrecer un juego más que mediocre.

Un escenario que tiene a Zidane con la espada de Damocles sobre el cogote y al que ya hace tiempo que muchos cuestionan su futuro.

No jugar el Clásico esta jornada ha podido ser una vida extra para el técnico. De perder, a no ser que lo hubiera hecho desplegando un juego nunca visto, no hay duda de que hubiera sido destituido de forma tajante.

Florentino Pérez prepara sustituto para Zidane

De hecho, tal y como recogió Diario Gol, Florentino Pérez hace semanas que puso en marcha conversaciones con José Mourinho para que estuviera preparado en caso de tener que coger las riendas del equipo de forma urgente. Y se conoce que la semana pasada el equipo del técnico luso estuvo en Madrid. Rui Faria y Carlos Lalín (preparador físico) fueron vistos en un restaurante del barrio de Salamanca, donde estuvieron reunidos empezando a “preparar el aterrizaje de Mourinho” en el Madrid.

Florentino Pérez y Mourinho | EFE

El aplazamiento definitivo del Clásico, sin embargo, ha parado máquinas en la casa blanca. Y Zidane gana así un periodo de gracia. Pero la confianza en la continuidad del técnico sigue siendo nula.

Florentino agota su confianza en Zidane

Además, según ha podido saber este medio, Florentino siempre pensó que ZZ no estaba entre los entrenadores top, pero siempre confió en Zidane como figura y como ídolo, y en que la influencia que ejercía su presencia en el banquillo era suficiente.

Pero ahora ya no. Pérez ya no confía en ZZ ni como referencia. Y no ha cortado contactos con Mourinho, simplemente lo ha dejado en stand by.

Aunque Mou no es el único nombre que barajaba el presi. Y ahora le entran las dudas. Hay otro técnico al que recomiendan desde el seno del club. Y sobre todo del vestuario.

El plan B de Florentino Pérez a José Mourinho

No es ningún secreto que Sergio Ramos no quiere ver a Mourinho en el banquillo ni en pintura. Un Ramos que en su momento ya vetó a Antonio Conte, en público y en privado, cuando dijo aquello de que "el respeto se gana, no se impone". Y él y el resto del núcleo duro consideran que Mou sigue su mismo perfil. Y es  que no consideran que la mano dura de José vaya a ser la solución para un equipo cuyo problema es de base  y de planificación.

El andaluz y sus cercanos refieren un técnico con más mano izquierda como lo era Julen Lopetegui y como lo sería Massimiliano Allegri. Y Florentino tampoco es que quiera generar una guerra en el club cuando la temporada no ha hecho más que empezar. Y quizás sea conveniente no quemar a Mourinho en un proyecto ya empezado y cuyo destino no parece otro que la extinción y reservarlo para cuando pueda enderezar a sus cracks desde el primer día de curso.

Allegri | EFE

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad