Florentino Pérez y Sergio Ramos| EFE

Florentino Pérez anuncia un fichaje galáctico a Sergio Ramos: “Es cosa de horas” (y corta una cabeza en el Real Madrid)

stop

El presidente blanco tiene encarrilado el primer gran fichaje de la temporada

28 de julio de 2018 (19:02 CET)

Habemus fichaje. Aunque no es la prioridad para la plantilla de Julen Lopetegui, el Real Madrid ha impulsado en los últimas la 'operación portería'.

Hace años que se viene hablando desde Chamartín de la necesidad de fichar a un portero más competitivo. Al Madrid no le ha ido mal con Keylor, pero la realidad es que ha encajado muchísimos goles. Especialmente, el último año.

Por este motivo, en el Bernabéu saben que para ganar los partidos la clave está en hacer más goles que el rival. Y ese rol lo desempeñaba a la perfección Cristiano Ronaldo.

Con el crack luso en la Juventus, la prioridad de Florentino Pérez debería ser reforzar la delantera. Pero vista la inflación actual del mercado, el presidente ha dirigido sus esfuerzos a la portería.

La premisa es la siguiente: si este año el Madrid pierde voracidad goleadora deberá hacer como el Barça el año pasado: ganar en fiabilidad detrás. Para ello será muy importante la labor de la defensa, pero también el portero.

Lopetegui no se podrá permitir un equipo que encaje 44 goles en Liga, como hizo el Madrid de Zidane el pasado curso. Justo el doble de los 22 tantos encajados por el Atlético.

Thibaut Courtois | EFE

Por eso, este año la portería es prioritaria y el fichaje elegido es Thibaut Courtois. El belga ha dicho por activa y por pasiva que quiere ir a Madrid, pero no será posible hasta que el Chelsea no facilite su marcha.

Y Roman Abramovich no lo estaba poniendo fácil porque le faltaba un relevo en la portería para Courtois. Aunque este asunto podría estar solucionado.

Opciones para el Chelsea: Pickford y Reina

El Chelsea está trabajando seriamente en el fichaje de Jordan Pickford, el portero de la selección inglesa que tanto se lució durante el Mundial. Es difícil retenerlo para el Everton.

Pero para el supuesto de que esta operación no salga, Abramovich tiene una alternativa sorprendente: Pepe Reina.

Aunque parezca mentira, medios italianos e ingleses señalan que el interés del Milan por Bakayoko podría obligarles a meter a Reina, recién fichado, en la operación.

Parece una transferencia un poco extraña y habrá que ver si toma forma, pero lo cierto es que el Chelsea está buscando portero porque de puertas para adentro ya ha asumido la marcha de Courtois.

Así se lo ha comentado Florentino Pérez a su persona de confianza en el vestuario blanco, el capitán Sergio Ramos. El presidente le habría dicho que “es cosa de horas”, pero que no diga nada.

Keylor Navas no quiere salir

Como siempre, las conversaciones entre el presidente y el capitán quedan en privado. Esa, como su liderazgo y espíritu de sacrificio, ha sido una de las mayores bazas de Ramos para ganarse la confianza de Florentino. Hasta límites insospechados.

Con el fichaje de Courtois encarrilado, lo que le queda al Madrid es gestionar como es debido lo concerniente a Keylor Navas. El portero tico no quiere salir.

Desde su entorno ya están pidiendo la renovación a Florentino, mientras que desde el club piensan que lo ideal sería que se marchase. Novias no le faltarán.

Keylor Navas | EFE

Se ha llegado a hablar de la Juventus de Cristiano Ronaldo, e incluso el propio Chelsea podría estar interesado en contratarlo si no le salen las otras dos jugadas.

Navas, portero campeón de la Champions durante tres años consecutivos, se ha convertido en un aval para cualquier portería. Encaja muchos goles, pero también hace magníficas paradas.

Lopetegui no es Zidane

El problema no es que no lo quieran otros equipos, sino que él se siente muy a gusto en Madrid y no quiere salir. Hasta el punto de que está dispuesto a plantar competencia al que venga.

La diferencia es que antes contaba con el respaldo de Zidane y la garantía de que si llegaba alguien lucharía por el puesto y con Lopetegui puede ser distinto. Con el fichaje de Courtois, Navas estaría condenado al banquillo, lo que podría precipitar el ocaso de su carrera.

Es una decisión trascendental para su futuro deportivo. Navas tampoco estará muchos más años en la élite, pero a sus 31 años está a tiempo de firmar otro gran contrato si cambia de equipo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad