Messi o el crack que negocia con Florentino en las últimas 24 horas | EFE

Florentino Pérez activa una operación a tres bandas para liquidar al Barça de Messi

stop

El presidente del Real Madrid teje una trampa letal al eterno rival

12 de agosto de 2018 (19:10 CET)

Emboscada. Florentino Pérez quiere asestar un golpe letal al eterno rival antes de que se cierre el mercado de fichajes. Su conspirador necesario para llevar la acción no es otro que el PSG.

La buena relación de Nasser Al Khelaifi con el Real Madrid contrasta con las tensiones que el dirigente catarí tiene con la junta directiva del FC Barcelona.

Las relaciones se torcieron desde que el Barça rompió con Qatar Airways. Posteriormente, los azulgrana intentaron el fichaje de Verratti y el PSG golpeó con más fuerza y sedujo a Neymar.

Este verano, se repite la historia. Eric Abidal ha forzado de manera insistente para llevarse a una de las jóvenes promesas del PSG, Adrien Rabiot.

El gesto ha vuelto a molestar al club parisino, que no ha dudado en asociarse con Florentino Pérez para tejer una tela de araña para atrapar nuevamente al Barça. Tras renovar a Luka Modric, en la casa blanca ya están por la labor. 

Adrien Rabiot | EFE

Se trata de una operación a tres bandas que refuerza tanto al Real Madrid como al PSG. Y no se activará hasta después de la Supercopa de Europa.

En función del resultado que se produzca contra el Atlético de Madrid, los blancos tendrán claro si hace falta o no un refuerzo de primera línea para la delantera.

Julen Lopetegui así lo ha pedido, pero la inflación del mercado mantiene a Florentino en una posición conservadora. A la expectativa.

El Real Madrid puja por Cavani

Sin embargo, uno de los jugadores que podría encajar en el Madrid está en el PSG. El delantero uruguayo Edinson Cavani, de 32 años, aportaría mucho gol al conjunto blanco.

El PSG está dispuesto a dejarlo marchar siempre y cuando tenga un recambio de garantías. Y ese jugador podría estar en el Barça.

Thomas Tuchel es un enamorado de Ousmane Dembelé, un futbolista que no ha terminado de adaptarse al club catalán. En cambio, en Dortmund brilló con luz propia.

El técnico alemán confía en el extremo ambidiestro y visualiza una delantera joven con Dembelé por la derecha, Neymar por la izquierda y Mbappé por el centro.

La estrategia consistiría en convencer a Dembelé de que salga, algo que no se ve con malos ojos en el Camp Nou. Nadie ha negado taxativamente la posible marcha del francés.

Valverde no se moja por Dembelé

El propio Ernesto Valverde se mostró muy ambiguo en torno a la figura de Dembelé al ser preguntado por él en la previa de la Supercopa de España.

Valverde dijo que no sabe si Dembelé es intransferible o no y que no tiene ni idea de si seguirá en el equipo o marchará. El técnico evitó individualizar en el galo dijo estar satisfecho con la plantilla pero también dejó caer que “todo puede pasar hasta el 31 de agosto”.

En Barcelona están dispuestos a vender a Dembelé por una cifra aproximada de 120 millones de euros, como ya avanzó Diario Gol durante el fin de semana.

El PSG no puede pagar tanto dinero a priori, pero sí que podría abordar la operación si recibe una buena suma de dinero por Cavani.

Las cifras están por ver. Florentino no está dispuesto a pagar más de 80 millones de euros por el uruguayo. De hecho, preferiría abordar la contratación de Neymar o Mbappé, pero el PSG no está dispuesto a dejarlos escapar y son mucho más caros.

Dembelé no descarta presionar para irse al PSG

Lo bueno es que en el empeño de contratar a Dembelé, los galos estarían dispuestos a bajar relativamente el precio de Cavani con tal de tener liquidez cuanto antes para ir a por el azulgrana.

Y aunque a priori parece una buena operación para el Barça, porque ingresaría mucho dinero por un jugador que no parece destinado a ser titular con Valverde, también hay un problema.

En caso de vender a Dembelé, el Barça no encontrará muchas soluciones óptimas en el mercado para sustituirlo. Y, menos, si la operación se hace a última hora.

Pogba sigue siendo muy difícil

El club catalán se puede ver metido en una operación forzosa, con Dembelé presionando para salir y con todos los clubes cerrados en banda para impedir que se escapen sus cracks.

Ello llevaría al Barça a tener que pagar una cantidad totalmente desorbitada por el nuevo fichaje, que podría ser Paul Pogba, el refuerzo que Valverde quiere para el centro del campo. Una operación que también avala Leo Messi

Mourinho no lo dejará escapar por menos de 150 millones de euros y un jugador en el mercado de invierno –podría ser Rafinha– con lo que el Barça podría llegar al 31 de agosto con un jugador menos. Debilitado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad