Florentino Pérez acelera el fichaje del galáctico 'low cost' para el Real Madrid 

stop

El club blanco quiere cerrar su primer refuerzo 

Zidane le pide a Florentino que ataque un fichaje pretendido por el FC Barcelona | EFE

01 de agosto de 2016 (13:57 CET)

Pisa el acelerador. Florentino Pérez trabaja a destajo para cerrar una plantilla competitiva de cara a la próxima temporada. Zinedine Zidane ya le ha pasado sus peticiones al mandamás blanco y el presidente merengue mueve sus negociaciones alrededor de estas demandas. Un centrocampista de corte ofensivo es una de las prioridades en el vestuario madridista. El Real Madrid pujó fuerte por Paul Pogba, pero parece que su llegada al Santiago Bernabéu cada día está más lejos. La balanza se decanta hacia el Manchester United a medida que pasan las horas.

Florentino no cruza los brazos. Y es que frente a este presumible 'no' definitivo del franco-guineano, el mandamás madridista ya ha buscado un plan B de garantías. Muchos nombres han ido sonando sobre la mesa de los despachos de Valdebebas, pero cada día que pasa cobra más fuerza uno: Moussa Sissoko. El centrocampista francés culminó una brillante Eurocopa, por lo que ha llamado a la puerta de los grandes clubes europeos. Se ha revalorizado con esta competición.

Rafa Benítez tiene que retirar sus deseos

El jugador milita en las filas del Newcastle, conjunto que esta temporada deberá jugar en segunda división inglesa. Por ello, no se cierra la opción de que pueda dar el salto a un club que luche por otros objetivos.

Por su parte, Zidane ya ha mostrado su claro interés en el futbolista. Sissoko es el elegido por el entrenador para cubrir las 'calabazas' de Pogba. Aun así, la operación tenía un gran inconveniente inicial: Rafa Benítez. El ex entrenador blanco se negaba a dejar volar a Moussa y, sobre todo, si era para aterrizar en el Madrid. Sin embargo, el club británico ha tomado las riendas y ha dado su brazo a torcer. Ahora, las negociaciones están sobre la mesa del Newcastle, ya que Florentino ofrece 30 millones de euros por el futbolista, pero los ingleses quieren 40 'kilos'. La puja está servida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad