Florentino mete baza en los contratos públicos de vigilancia del Gobierno catalán

stop

Clece SA fue creada en noviembre del año 2011 para cubrir los servicios de vigilancia que pudiera conseguir el grupo, dedicado esencialmente a tareas de limpieza

Artur Mas y Florentino Pérez | EFE

16 de diciembre de 2015 (09:58 CET)

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, no solo ha obtenido suculentos contratos del Gobierno catalán en el ámbito de la limpieza de edificios o del mantenimiento: su actividad se dispersó por otros sectores, como el de la seguridad o el de la restauración. Clece tiene, por ejemplo, la explotación del servicio de cafetería y comedor de la Universitat Pompeu Fabra hasta el año 2018, mientras que se hizo también con el servicio de restaurante de diversos edificios de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) con un contratro que le reporta más de 124.000 euros más el IVA correspondiente. También ganó el concurso de 2014 para aportar los celadores de Xanascat, que sacó a concurso la Agencia Catalana de la Juventud.

En octubre del 2014, la Corporación Sanitaria Parc Taulí, organismo público, le concedió el contrato de seguridad que se ocupa del control de accesos de su edificio por un monto total de 524.279,28 euros, más el 21% de IVA. Por esas mimas fechas, la consejería de Bienestar y Familia otorgó otros cuatro contratos para la vigilancia de los centros de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) durante los años 2014 y 2015 a Clece Seguridad. Esta compañía se hizo con cuatro de los cinco lotes sacados a concurso y se embolsó casi 1,1 millones de euros, IVA incluido. Asimismo, en septiembre del 2014 logró también el contrato de vigilancia de la residencia Puig d'En Roca, en Girona, por más de 210.000 euros.

Una mina de oro

Clece Seguridad es una compañía cuya propiedad es de Clece SA. Fue creada en noviembre del año 2011 para cubrir los servicios de vigilancia que pudiera conseguir el grupo, dedicado esencialmente a tareas de limpieza. Su objeto social, según el registro mercantil, es el de "vigilancia y protección de bienes, establecimientos, espectáculos, certámenes o convenciones", así como "servicios de sistemas de seguridad".

La consejería de Bienestar Social y Familia dio también a la empresa Clece el mantenimiento de los equipamientos de la DGAIA con nueve contratos otorgados a mediados de 2013 y que suponen 750.000 euros. Por su parte, el departamento de Empresa y Empleo le concedió la limpieza de sus dependencias de Girona por 32.000 euros y una subvención, a través del Servei Català d'Ocupació (SOC), por fomento del empleo juvenil en 2014 por un monto de casi 30.000 euros, una cifra muy superior a la de cualquier otra subvención concedida por este concepto. Pero no hay que olvidar que la compañía del presidente merengue se ocupa desde marzo del año pasado del mantenimiento integral de los edificios del SOC, lo que le supuso un suculento contrato de 920.000 euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad