Fichaje bomba: El tapado de Florentino se acerca al Real Madrid

stop

El presidente blanco echa toda la carne en el asador por un nuevo galáctico

Florentino pérez conversa con los canteranos del Madrid Jesé Rodríguez y Dani Carvajal

09 de agosto de 2016 (11:54 CET)

Todo el mundo sabe que la gran obsesión de Zinedine Zidane y Florentino Pérez para el mercado de fichajes es la contratación de David Álaba, un futbolista que el Bayern de Múnich protege con todas sus fuerzas y al que no soltará por menos de 80 millones de euros. Sin embargo, el mundo no se acaba con el polivalente jugador austríaco. El Madrid ha puesto toda la carne en el asador para intentar convencer a otro galáctico. Los acontecimientos han dado un giro inesperado. 

Florentino tiene en el punto de mira a Marco Verratti. El centrocampista del PSG tiene clase como para disputarle el puesto a cualquiera de los jugadores que componen el centro del campo blanco. Si bien Luka Modric es intocable, Verrati podría ocupar tanto la demarcación de Casemiro como el puesto de Toni Kroos. Los cuatro podrían rotar sin problemas y, aún así, Zizou guardaría la baza de Kovacic para jugar de interior. Este plan prevé la salida de Isco, que ya está en venta.

Verratti tiene tan solo 23 años y ya es un fijo tanto en el PSG como en la selección italiana. Si bien acaba de renovar el contrato con el PSG hasta 2021, es evidente que el club parisino no pondrá fácil su marcha, pero las relaciones entre Florentino y Nasser al Khelaifi son muy fluidas: ello ha propiciado que Jesé Rodríguez termine en la entidad francesa por 25 millones de euros. En Madrid corre la teoría de que la renovación se ha llevado a cabo para ponerle una cláusula de rescisión prohibitiva. El acuerdo podría cerrarse por 60 millones. 

El defecto

La única pega que ve Zizou al fichaje de Verratti es la altura: mide 1,65 metros de altura. El francés, que en un principio pensó en Paul Pogba para reforzar el centro del campo, entiende que al Madrid le hubiese venido bien un jugador más físico, alto y con gol como Pogba. Sin embargo, la cantidad astronómica que estaba dispuesto a pagar Mourinho por el medio francés desbarató la operación.

La vía low-cost que manejaba el club blanco era Sissoko. Sin embargo, y a pesar de que parecía que la incorporación del futbolista estaba hecha, se ha enfriado en los últimos días. En estos momentos el elegido es Verratti, pero las negociaciones con el PSG pueden ser largas y fatigosas. Él ve con buenos ojos un cambio de aires tras cuatro años en los que ha ganado 13 títulos en Francia pero ninguno en Europa. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad