Ramos y Ronaldo meten mano en la alineación ante el PSG | EFE

“Está hecho”. Sergio Ramos avisa de un fichaje inesperado (y llega en enero)

stop

El capitán del Real Madrid confía en que surta efecto su presión por reforzar el equipo

17 de enero de 2018 (20:25 CET)

No hay mal que por bien no venga. Y Sergio Ramos lleva tiempo diciendo que si las cosas se están torciendo tanto es por algo. Hay que firmar un nuevo fichaje.

Aunque el capitán del Real Madrid siempre ha dado la cara por la nueva plantilla, confeccionada por Florentino Pérez, Emilio Butragueño y José Ángel Sánchez en verano, ahora admite que sería bueno reforzar la delantera.

Las palabras de Ramos son de puertas para adentro, nunca ante los medios. Pero el de Camas ve que la ausencia de Álvaro Morata se ha notado más de lo que nadie esperaba.

Morata, que siempre fue un delantero referente, distinto a Benzema, era clave para el buen funcionamiento de la segunda unidad de Zidane el curso pasado. Isco y Asensio brillaban más con un Morata arriba, peleando.

Icardi es el elegido

Ese trabajo sucio, con la misión de fijar a los centrales, liberaba a los jóvenes cracks, que este año parecen estar más atascados. Por ello Ramos avisa: hace falta un nueve puro.

Y la única opción realmente interesante que ofrece el mercado es el fichaje de Mauro Icardi. El camero sabe que Florentino ya lo tiene cerrado.

El único escollo en estos momentos es Zinedine Zidane. El técnico galo ha dicho por activa y por pasiva que no quiere ni entradas ni salidas de la plantilla: todos juntos hasta el final.

Pero más allá de la cabezonería del entrenador, tanto el presidente Florentino como el propio capitán del equipo coinciden en la conveniencia de reforzar la delantera.

Hay tiempo hasta el 31E

A fecha 17 de enero todavía hay tiempo de sobra para que pasen muchas cosas. La eliminatoria de Copa entre el Madrid y el Leganés o los próximos partidos de Liga.

Los blancos se verán las caras con el Deportivo y el Valencia antes de que cierre el mercado, el próximo 31 de enero. Ese último duelo puede ser decisivo para tomar una decisión.

Con el objetivo claro de pelear por la Champions, el Madrid tiene que tener el mejor equipo posible para hacer frente al PSG. Icardi puede ser la pieza que falta.