Modric, Isco y Sergio Ramos a Florentino Pérez: “Fíchalo” | EFE

“Está gordo”. Sergio Ramos, Modric y Bale callan: el sobrepeso de un crack del Real Madrid

stop

En el vestuario blanco se habla sobre el sobrepeso de un compañero

14 de noviembre de 2018 (12:05 CET)

El vestuario del Real Madrid no se lo puede creer. Sergio Ramos, Modric, Bale y compañía se han dado cuenta del sobrepeso de uno de sus compañeros. Entre ellos ya se comenta: “Está gordo”.

Algunos de los pesos pesados del conjunto blanco lo callan, pero no es ningún secreto. Y es que el estado de forma de Isco Alarcón deja mucho que desear. Un escándalo que sus compañeros tratan de tapar, aunque sin éxito.

Isco Alarcón | EFE

El futbolista malagueño ya ha acostumbrado al Santiago Bernabéu a sus idas y venidas. A un día parecer el próximo Balón de Oro y al siguiente un ex futbolista. Pero los aficionados blancos ya se han cansado de su irregularidad.

Sin la protección de Lopetegui

Con Zinedine Zidane el banquillo del Real Madrid era habitual ver a Isco entrando y saliendo del once. Nunca acababa de asentarse. Y eso que el técnico francés le dio muchas oportunidades para demostrar su calidad.

La llegada de Julen Lopetegui parecía cambiarlo todo. El centrocampista malagueño había dado su mejor versión en la Selección Española a las órdenes del entrenador vasco. Todo apuntaba a que esta iba a ser la temporada del de Arroyo de la Miel.

Su peor inicio de temporada

Pero el arranque de curso de Isco fue el mismo. Luces y sombras. Puerta grande o enfermería. Aunque Lopetegui siempre le tenía guardado un sitio en su once. Y esto hizo que el centrocampista se descuidase.

El malagueño se ha ido dejando llevar hasta llegar al estado de forma en el que ahora se encuentra. Y con la llegada de Santiago Solari al banquillo del Real Madrid no tenía asegurado su plaza de inicio.

A día de hoy le toca pelear para disputar minutos, pero su forma física le está lastrando. Tanto Solari como sus compañeros lo saben, pero todos callan. Isco va a la deriva y él ni siquiera sigue remando. Ahora mismo su futuro es incierto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad