Sergio Ramos | EFE

Escándalo Sergio Ramos: Estalla la bomba (y Zidane no sabe dónde meterse)

stop

Incendio bestial en el vestuario con el capitán del Real Madrid

31 de julio de 2019 (11:21 CET)

El Real Madrid no levanta cabeza. Los blancos están firmando una pretemporada para olvidar. De los cuatro partidos disputados hasta ahora solo han sido capaces de ganar uno, y fue en la tanda de penaltis en un choque en el que los de Zinedine Zidane se marcharon al descanso con un 0-2 en contra.

Es cierto que los resultados de la pretemporada pocas veces tienen que ver con lo que ocurre durante el curso, pero eso ocurre cuando un equipo al menos da buenas sensaciones. Y el Madrid da de todo menos eso.

Pólvora mojada

Al conjunto blanco se le notan carencias importantes en varias zonas del campo. La delantera es una de ellas. El Real sigue con los mismos problemas de cara a puerta que la temporada pasada. La versión que se ha visto de Karim Benzema es como la peor que s ele vio el pasado curso. A Luka Jovic le queda mucho camino por recorrer para llegar al nivel necesario. Y tampoco es un jugador que guste excesivamente a Zidane.

En este sentido, Florentino Pérez ofreció al técnico ir a por delanteros de la talla de Harry Kane. Pero Zidane lo rechazó. Quería mantener en el equipo a Benzema y que nadie le hiciera sombra. Y Florentino no tuvo otra que ir a por un jugador que aceptara ser suplente, lo que a la postre ha sido como si los blancos no ficharan a nadie para el centro del ataque.

Y mientras tanto, Eden Hazard está dejando mucho que desear. El belga no está siendo el líder que se esperaba. Además, su estado de forma está dejando mucho que desear. Señalan desde la capital que llegó con 7 kilos de sobrepeso y que solo ha perdido 3. Algo qu erepercute directamente en su rendimiento.

La defensa hace aguas

Pero los problemas no están solo en el ataque. La defensa también está en apuros. Aquí Florentino también puso varias opciones sobre la mesa de Zidane. Matthijs de Ligt, Skriniar… Pero Zidane también se negó. Y la pretemporada está dejando claro que el técnico se equivocó.

Eder Militao no es suficiente refuerzo para un centro de la defensa que el curso pasado encajó algunas de las peores goleadas de la historia del club, como contra el CSKA de Moscú (0-3) o contra el Ajax (1-4). Y ojo, porque la mayoría apuntan a un único objetivo como principal responsable: Sergio Ramos.

Ramos, señalado

El capitán no está dando el nivel ni la talla que sele presupone al líder de la zaga y del equipo. Al de Camas se le ve muy bajo de forma y lejos del Ramos incombustible que se ha visto en tantas ocasiones en el pasado. Y muchos sospechan que el problema tiene que ver con el paso de los años. Las 33 primaveras empiezan a pesarle.

Sergio Ramos | EFE

Y mientras tanto, Zidane no sabe donde meterse. El técnico le defendió cuando hace unas semanas reclamó una mejora de sueldo amenazando con una oferta de China. El míster fue el que calmó el calentón de Florentino cuando supo de las intenciones de Ramos y estaba dispuesto a darle salida mientras rechazaba las opciones que el ‘presi’ le ponía sobre la mesa. Y ahora ya es demasiado tarde para pedirle al mandatario que vaya a por De Ligt o a por un central de primera línea.

El mandatario no desmantelará la defensa ahora que solo quedan dos semanas para empezar la temporada oficial. Los blancos tienen otras operaciones abiertas entre manos y en la planta noble del Santiago Bernabéu no pondrán en marcha la renovación de la defensa a contrarreloj. Zidane se lo tendría que haber pensado antes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad