Bale| EFE

Escándalo Bale (y de los gordos): Florentino Pérez, Zidane (y hasta Sergio Ramos) lo tapan: “¡Vergüenza!”

stop

El problema grave que amenaza al presidente

22 de abril de 2019 (11:10 CET)

No es un secreto que Gareth Bale tiene muchos números para salir del Real Madrid. Tras seis temporadas en el club, el galés sigue sin acercarse a ser ese jugador decisivo que se esperaba que fuera. Sobre todo tras la salida de Cristiano Ronaldo, del que se esperaba que fuera su relevo en el liderazgo del equipo.

Las 29 lesiones que ha sufrido en estas seis temporadas y que le han tenido más de un año de baja tienen mucho que ver. El asunto ha llegado incluso a convertirse en algo psicológico. Gareth ha jugado muchos partidos con miedo a lesionarse.

Pero también su desidia, pasotismo y egoísmo. Ya en la primera etapa de Zinedine Zidane dejó algunos episodios que dejaron en evidencia. El míster le terminó quitando la titularidad. Y Bale, lejos de esforzarse por recuperarla, solo dejaba ir malas caras. Un comportamiento que muchos han catalogado de “vergüenza”.

Gareth Bale, en la primera línea del mercado

Algo que, como se ha podido ver en los últimos partidos, no ha cambiado en absoluto. Y en el Real Madrid ya hace tiempo que le tienen en el punto de mira. Es uno de los llamados a rellenar las arcas del Madrid el próximos verano.

Una opinión que comparte un gran sector de la afición madridista. Este domingo quedó más que claro con la sonorísima pitada que le dedicaron los aficionados presentes en el Santiago Bernabéu cuando entró en el minuto 69 en sustitución de Lucas Vázquez.

Sin embargo, esta situación tampoco pasa desapercibida a los grandes clubes de Europa. Ni las lesiones, ni su carácter ni que en el Real Madrid no lo quieren. Y el asunto se está convirtiendo en un problema grave para los responsables.

Problemas para Florentino Pérez

Las intenciones de Florentino y compañía pasan por sacar por su traspaso entre 90 y 100 millones de euros. Pero actualmente su valor de mercado está en 70 ‘kilos, y las ofertas que llegan a Chamartín no pasan de los 60.

Gareth Bale y Zinedine Zidane | EFE

O cambian las cosas mucho en los próximos días o el presidente no tendrá otro remedio que venderlo casi a la mitad de lo que le costó si no quiere empezar con, tal y como lo definen en la T4 del Santiago Bernabéu, una “manzana podrida”.

Tanto es así que en el club los hay que se plantean cederlo como se ha hecho con James Rodríguez, con opción de compra al fnal de la cesión, a la espera de que se revalorice. Algo que, sin duda, sería el último escándalo de Bale. Y es que que nadie quiera a un crack de la talla que se le presupone deja claro en la situación en la se encuentra el galés. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad