Escándalo Bale: “El corte de mangas era para alguien del Real Madrid” | EFE

Escándalo Bale: “El corte de mangas era para alguien del Real Madrid” (y no es Solari)

stop

El destinatario del gesto del delantero galés

11 de febrero de 2019 (10:33 CET)

Gareth Bale no fue titular contra el Atlético de Madrid el pasado sábado. El británico no entró hasta la segunda parte. Pero fue uno de los protagonistas.

El delantero fue el autor del tercer gol merengue. El que dejaba el partido visto para sentencia. Sin embargo, no fue por esto por lo que el de Cardiff dio de que hablar tras el encuentro. El motivo está en lo que pasó después de marcar el 1-3 y al término del partido.

Desplante de Gareth Bale al Real Madrid

Justo después de batir a Jan Oblak, Bale se fue a celebrar el gol, dejando a la vista un gesto que provocó miles de comentarios. Concretamente, el atacante hizo un corte de mangas.

Resultado de imagen de bale corte de mangas atletico

Ya más tarde, cuando el colegiado señaló el camino de los vestuarios, el ex del Tottenham fue el primero en enfilar el camino de los vestuarios. No se quedó en el césped celebrando la victoria con sus compañeros ni con la afición presente en el Wanda Metropolitano. Fue su forma de dar a entender que no estaba nada contento. Y es que el delantero llevaba un mosqueo de tres pares de narices.

El futbolista no ha sido titular en ninguno de los partidos grandes que el Real ha disputado esta semana contra el FC Barcelona y el Atlético. Y no comprende que un crack de su calibre se quede en el banco desde el inicio en dos choques tan trascendentales.

Bale se siente maltratado

Una situación parecida a la que vivió el año pasado, cuando Zinedine Zidane le quitó la titularidad para dársela a Marco Asensio y Lucas Vázquez. Se dice incluso que se pasó un mes sin hablarse con Zidane. De hecho, junto a Dani Ceballos, fue el único que no se despidió del míster francés. Y de su enfado con Zizou salió la rajada al término de la Decimotercera, cuando amenazó con irse si no jugaba más durante la rueda de prensa posterior a la final de la Champions League.

El jugador entonces se sintió desprotegido, tanto por sus compañeros como por los responsables del club. Y es justo eso lo que siente ahora mismo. Siente que en el vestuario los cracks le hacen el vacío.

Sin ir más lejos, este sábado Bale marcó su gol 100 con el Madrid, pero este logro solo se vio recompensado con unos tímidos aplausos desde el banquillo y en la entrega protocolaria de una camiseta estampada con el número 100 para la ocasión. Esta se la dio Sergio Ramos, pero ni siquiera se tomaron una foto. En otras circunstancias y con otros jugadores se ha celebrado como si fuera un título.

“El corte de magas era para alguien del Real Madrid”, decían en la redes. Pero no es exactamente así, porque el corte de mangas era para “todo el Real Madrid”. Así lo aseguran desde el entorno madridista. Y es que a Bale le encanta reivindicarse cuando alguien le quita la confianza. Que es justo lo que ha ocurrido esta semana. Fue su forma de desahogarse.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad