"Es un traidor". El lío que pone a un crack del Real Madrid contra las cuerdas en el Barça llega a Florentino Pérez

stop

El lado más oscuro de un jugador de Zidane

Un crack pone contra las cuerdas al Real Madrid y a Florentino Pérez | EFE

26 de marzo de 2017 (10:42 CET)

Isco Alarcón ha vuelto a la órbita del FC Barcelona. Lo estuvo en el 2013, cuando el malagueño jugaba en el Málaga. Nunca escondió entonces su admiración por el club catalán y por Leo Messi (así se llama su perro), y gran parte de la prensa le situó en el Camp Nou.

Pero el Real Madrid se adelantó y los blancos se hicieron finalmente con los servicios del centrocampista.

Al principio todo fue viento en popa para Isco en el Santiago Bernabéu, pero con el tiempo las cosas han cambiado. Para una parte importante de la afición ya no es el jugador ilusionante de entonces.

Tampoco cuenta para Zinedine Zidane, que solo le utiliza para minutos y partidos intrascendentes.

Momento complicado

La situación se ha enquistado. El futbolista termina contrato en el 2018 y al club se le agotan las opciones: lo renuevan a largo plazo pagándole lo que pide (10 millones de euros le ofrecen otros clubes), lo venden a un precio irrisorio esta temporada o lo dejan salir la temporada que viene con la carta de libertad.

Esta última opción es la que más preocupa a Florentino Pérez, pues el centrocampista tendrá vía libre para negociar con el Barça. Diego Torres, de El País, aseguraba esta misma semana que desde el club culé ya se pusieron en contacto con el andaluz y que incluso le habían puesto una oferta sobre la mesa.

La entidad azulgrana tienta a Alarcón con una ficha de crack y una prima de 20 millones de euros si permanece un año más en el feudo blanco.

Sin compañerismo

Sin embargo, llegó a los oídos de Florentino que ahora son algunos jugadores blaugrana los preferirían no ver a Alarcón en el Barça. Concretamente los internacionales que ya le conocen. La mala fama de Isco es vox populi entre los componentes de la roja. Dicen que todo lo que le sobra como futbolista le falta como persona.

El periodista Juan Luis Galiacho corrobora esta versión. El periodista publicaba hace unos días en el Extraconfidencial que "Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde algunos dicen que es un traidor".

"Isco colecciona informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco y también nacional", añade Galiacho.

Esta versión coincide con la de los blaugrana. Los que compartieron vestuario con el de Benalmádena saben de lo que hablan. Confirman que su actitud le ha llevado a la suplencia y a convertirse en un problema para el vestuario blanco. No quieren que ese 'mal rollo' se traslade al vestuario culé.