Florentino Pérez y Luka Modric | EFE

“Es el nuevo Modric”: Florentino Pérez mete a James Rodríguez en un fichaje galáctico

stop

El presidente blanco estudia meter al colombiano en un cambio de cromos

22 de enero de 2019 (16:02 CET)

Complicado. El futuro de James Rodríguez se aleja del Bayern de Múnich. La temporada del colombiano en el conjunto que dirige Niko Kovac no está siendo para nada satisfactoria.

El jugador se ha pasado los últimos meses lesionado tras romperse el ligamento de la rodilla. De hecho, reapareció el pasado viernes, cuando disputó 12 minutos ante el Hoffenheim.

Pero tampoco se puede decir que antes de romperse estuviera contando demasiado para el míster. Solo llegó a terminar uno de los partidos 12 partidos que jugó, y hasta en cuatro ocasiones se quedó en el banquillo sin jugar ni un minuto. Un panorama que no pinta demasiado bien para  que el Bayern ejerza la opción de compra que tiene sobre el jugador a final de temporada.

James Rodríguez no tiene sitio

Pero ojo, porque en el Madrid cada vez tiene menos sitio. El recién llegado Brahim Díaz juega en su misma posición, y si el Real llega a deshacerse de Toni Kroos no será para hacer sitio a James.

En todo caso, el que se iría sería Luka Modric, pero en la capital no cuentan con que James sea su relevo. En la casa blanca ya tienen otro nombre en mente para cubrir su posición. Este es Christian Eriksen, al que en Chamartín ven como “el nuevo Modric”.

eriksen tottenham barça | EFE

Eriksen tiene un perfil similar al del croata y, además, precede del mismo sitio del que procedía Luka: el Tottenham. Es decir, conoce los automatismos que trajo Modric al Madrid.

Florentino Pérez estudia un cambio de cromos

Sin embargo, en el Madrid podrían aprovechar el problema que podría ser el regreso de James para convertirlo en una oportunidad. Según apuntan desde el entorno del Real, en los despachos se están planteando aprovechar la situación incluyendo a James en el posible fichaje de Eriksen y rebajar así el precio del traspaso.

La operación que gustaría en Chamartín es la de incluir a Modric en el posible fichaje de Harry Kane, el otro gran objetivo del Madrid en el Tottenham. Pero si la del ariete no se da, en el Real no dudarán en propner este otro cambio de cromos. 

Una jugada con la que el equipo británico cubriría el hueco con un jugador contrastado, el jugador recalaría en un equipo con presencia en Europa y el Madrid evitaría un problema de egos y celos en el vestuario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad