El 'whatsapp' a un crack del Barça que coloca a Cristiano Ronaldo fuera del Real Madrid

stop

Las filtraciones entre el vestuario blanco y el azulgrana están a la orden del día

Cristiano Ronaldo se queja en un entrenamiento del Real Madrid | EFE

20 de enero de 2017 (15:53 CET)

Filtraciones entre los vestuarios del FC Barcelona y el Real Madrid. La confidencialidad que reinaba antaño, lejos de las nuevas tecnologías, ya es historia.

Muchos cracks de uno y otro bando mantienen buenas amistades. Piques sanos. Se provocan con mensajes a través de Whatsapp.

Y, de paso, los más listos intentan sonsacar información sobre lo que ocurre en el eterno rival. De vez en cuando, esos chivatazos son útiles.

Neymar Júnior es uno de los más pillos en este sentido. Tiene muy buenos aliados brasileños en el bando merengue –especialmente Danilo, señalado por Zidane– que le ponen al día de los jaleos. Ahora, hay uno de los gordos.

Cristiano Ronaldo está que trina. Se sabe señalado tras la derrota del Madrid en el Bernabéu contra el Celta. Es consciente que debe llevar el peso de la remontada sobre sus hombros. Si no, la cosa irá a más.

Apoyo institucional

El problema de Cristiano lo tiene en el vestuario. Fuera, todavía cuenta con el apoyo de Zidane. Y también de Florentino Pérez.

El presidente blanco defiende una salida amistosa de Cristiano. Con tiempo, sin líos. Mientras siga teniendo el tirón comercial que tiene, interesa que vista de blanco.

Es por ello que lo normal será que Cristiano siga, al menos, otras dos temporadas en el Madrid. En las que, poco a poco y cada vez con más competencia, irá perdiendo peso.

Sin embargo, hay miembros de la plantilla blanca que aprietan las tuercas. Que ya no soportan al crack portugués. Que lo quieren fuera.

Con CR7, peor

En el vestuario blanco reina el convencimiento de que sin Cristiano, el equipo juega mucho mejor. Todos están más sueltos. Menos condicionados. Tienen más libertad.

El ejemplo perfecto se dio en Copa contra el Sevilla: un contundente 3-0 que sentenció la eliminatoria. Con CR7 sobre el césped, han llegado dos derrotas consecutivas