El viaje relámpago de un crack del Real Madrid a Inglaterra (a espaldas del club)

stop

Un jugador con galones en el club blanco apura las horas para decidir su futuro

Real Madrid

31 de agosto de 2016 (20:55 CET)

No se decidió hasta el final. Y es que, a pesar de su calidad técnica, no tiene claro su papel en el Real Madrid de Zidane. Está condenado al banquillo, a jugar los últimos minutos con un poco de suerte. Aunque todo indica que le tocará ver más de un partido desde la grada. Por todo ello, Isco Alarcón se dejó querer recientemente en una salida furtiva hacia Inglaterra.

Marchó a espaldas del club y se reunió con Mauricio Pochettino, entrenador del Tottenham y admirador de la magia de Isco. El técnico argentino trató de convencer al futbolista malagueño para cambiar uno de los clubes más grandes del mundo, como es el Real Madrid, por los modestos Spurs, históricos de Inglaterra pero condenados a tener un papel secundario.

Isco lo pensó mucho. Pochettino le prometía minutos, liderazgo, poder de decisión, libertad en el campo... Muchas cosas que el malagueño anhela y que en el Madrid no se las pueden ofrecer. Florentino, en cambio, puede ofrecerle más dinero y más gloria, a pesar de que juegue menos. Siempre se hablará más de Isco estando en el banquillo blanco que vistiendo la zamarra spur.

"Me quedo"

Eso debió pensar Isco al desobedecer los consejos de su familia, que le animaban a salir para olvidarse de las penurias que le habían perseguido en el Bernabéu. Pero también ha ganado dos Champions con el Madrid. Y eso pesa. Finalmente, de nada sirvió el encuentro clandestino con Pochettino. Descubierto de nuevo por Madrid, en un acto oficial del club, lo confesó: "Me quedo". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad