Gareth Bale | EFE

El último show de Bale: “¿Lo has visto?”. Zidane, sí. Y también Florentino Pérez

stop

El delantero galés monta otro lío ante el Leganés

16 de abril de 2019 (10:27 CET)

Que Gareth Bale tiene muchos números para salir es de dominio público en el Real Madrid. Tras seis temporadas en el club, el galés sigue sin acercarse a ser ese jugador decisivo que se esperaba que fuera. Sobre todo tras la salida de Cristiano Ronaldo.

De hecho, Florentino Pérez lo fichó en su momento para que a largo plazo fuera el relevo del portugués en el liderazgo del equipo. CR7 fue una operación que fraguó Ramón Calderón, predecesor de Florentino en el cargo de la presidencia, y Pérez quería que el jugador franquicia del equipo fuera un fichaje suyo. Pero Bale no ha sido capaz de asumir los galones que había reservados para él.

Bale arrastra problemas de lejos

Las lesiones han tenido parte de culpa. El jugador se ha pasado en total más de un año en la enfermería. El asunto ha llegado incluso a convertirse en algo psicológico. Gareth ha jugado muchos partidos con miedo a lesionarse.

Pero su desidia, pasotismo y egoísmo también han tenido mucho que ver. Ya en la primera etapa de Zinedine Zidane dejó algunos episodios que dejaron en evidencia. El míster le terminó quitando la titularidad. Y Bale, lejos de esforzarse por recuperarla, solo dejaba ir malas caras.

Una actitud que Zizou ha querido comprobar si había cambiado. Y nada más lejos de la realidad.

El míster, que le ha estado dando minutos en los últimos partidos, este lunes lo dejó en el banquillo desde el inicio. Y al final solo le dio 10 minutos. Algo que Bale no se tomó nada bien, por lo que se pudo ver en las imágenes del partido.

El último show de Bale

El delantero pasó totalmente de lo que ocurría en el partido y se pasó el rato cabizbajo y con un rostro que dejaba claro su sentir. Hasta se ausentó del banquillo durante unos minutos durante la primera parte. “¿Lo has visto?”, comentaban en el entorno madridista. Y es que los responsables no perdieron detalle de la reacción de Bale.

Da la casualidad que durante la primera etapa de Zidane y también en un partido contra el Leganés en Butarque, Bale también se fue al vestuario a mitad del partido. Entonces se había dejado las botas de fútbol en la taquilla.

Resultado de imagen de bale vestuario leganes

Además, el de Cardiff volvió a ser de los primeros en enfilar el vestuario cuando sonó el pitido final. Es decir, no solo no rinde, sino que tampoco da la cara.

Una actitud que tampoco pasa desapercibida en la cúpula, en el cuerpo técnico ni tampoco entre sus compañeros. Nno le quedan muchos aliados al jugador en el vestuario blanco. Luka Modric es el único que hoy por hoy le da apoyo. De hecho, es el único con el que habla. Con el resto se comunica con signos, tal y como revelo Marcelo. Su compromiso con la entidad es nulo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad