El traidor en el vestuario del Real Madrid que apuñala a Zidane con una rajada a Florentino Pérez

stop

La eliminación copera desata tormentas y tempestades en la plantilla blanca

Las tensiones por la titularidad en el Real Madrid van a más | EFE

26 de enero de 2017 (22:12 CET)

Cisma en el vestuario del Real Madrid. Huele a tiempos de crisis, aunque desde la plantilla blanca se empeñan en hacer como si no pasase nada.

La eliminación en Copa del Rey frente al Celta de Vigo hizo daño. Pero Zidane salió sonriendo a rueda de prensa y los jugadores mandaron mensajes muy optimistas. Incluso el serio Toni Kroos publicó un tuit cargado de exclamaciones.

Da la sensación de que quieran aparentar más tranquilidad y bienestar del que realmente hay. Los bandos internos están más divididos que nunca. El clan de Cristiano Ronaldo está en horas bajas.

CR7 sigue siendo intocable en Chamartín, aunque hasta un ciego vería su frenético bajón de rendimiento. Sus aliados también bajan. Especialmente Fabio Coentrao y Pepe.

El segundo se ha ganado una cierta fama de traidor en el vestuario. Por ese motivo se alarga más de la cuenta una mera lesión en las pantorrillas que no pasan de ser simples molestias.

La flor de Zizou

El central portugués tiene atada su salida al fútbol chino para llenar de oro sus bolsillos. Y, de paso, aprovecha sus días en el Madrid para morir matando.

Pepe siempre defendió que el Madrid de Zidane tiene flor. Vive de la fortuna, pero está lejos de ser una propuesta seria a nivel futbolístico. No saben a que juegan.

La gran virtud del técnico es que maneja bien los egos del vestuario. Pero Pepe, que tiene una relación muy cercana con Florentino Pérez, ha vuelto a las andadas.

Los males del Madrid

El defensa insiste en que la idea de juego del francés está coja. Y que impide brillar a la estrella del equipo, Cristiano Ronaldo. Pepe defiende a su amigo y cree que el sistema se debería centrar más en buscar al crack portugués.

Asimismo, el tercer capitán del cuadro blanco advirtió al presidente de las peleas internas. Sergio Ramos está muy subido, Morata no se habla con Benzema y no puede con la gestión con favoritismos de Zidane, igual que les ocurría a James Rodríguez e Isco.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad