Zinedine Zidane maneja el nombre de un tapado que puede hacer mucho daño al FC Barcelona | EFE

El tapado de Zidane para el Real Madrid: la puñalada al Barça que tiene loco a Florentino Pérez

stop

El técnico pone un nombre muy tentador sobre la mesa del presidente

07 de agosto de 2017 (10:01 CET)

Es el favorito. Kylian Mbappé es el nombre marcado en rojo en la agenda de futuribles del Real Madrid. El francés es uno de los grandes deseados de Florentino Pérez y de Zinedine Zidane.

En la casa blanca le recibirían con los brazos abiertos. Los responsables le ven como el gran crack del futuro y quieren que sea uno de los relevos de la BBC a medio plazo para convertirse en pocos años en uno de los mejores jugadores del mundo.

Inconvenientes

Pero la desorbitada cantidad que solicita el Mónaco por su traspaso tira para atrás a los blancos.

En Chamartín opinan que pagar los 180 millones que reclaman los del Principado sumado a la ficha que pide el delantero sería pillarse los dedos. En Concha Espina opinan que todavía es un melón por abrir y consideran la operación muy arriesgada.

Además, Mbappé quiere ser titular y ello implicaría dar salida este mismo verano a uno de los pesos pesados del ataque madridista, lo que aún conlleva más riesgo. En la T4 del Santiago Bernabéu no quieren precipitarse dejando ir a un pez gordo a cambio de un jugador cuyo futuro todavía es una incógnita.

El tapado de Zidane

Por eso Zidane maneja el nombre de un tapado al que también abriría las puertas de par en par. Se trata de Osumane Dembélé, delantero del Borussia Dortmund de 20 años, según publica OK Diario.

Zizou ve al jugador la apuesta del atacante galo mucho más segura que la de Mbappé. Dembélé puede jugar tanto en el centro como en las bandas, así como en la media punta, donde también ha cuajado grandes actuaciones.

Mientras tanto, sus 10 goles y 21 asistencias en 49 partidos disputados el curso pasado, confirman unos galones que Kylian todavía no se ha ganado.

Su traspaso, además, sería mucho más económico que el del atacante del Mónaco, pues por 80/100 millones de euros los blancos podrían hacerse con sus servicios. Y no solo eso: dejarían al FC Barcelona sin uno de sus grandes pretendidos, lo que todavía gusta más a Florentino.